Diario Judío México - suspenderá desde este sábado su participación en el tratado INF con , el primer acuerdo de desarme sellado durante la Guerra Fría por ambos países y destinado a eliminar todos los misiles nucleares y convencionales de rango corto y medio.

suspenderá sus obligaciones bajo el tratado INF el 2 de febrero”, lo que puede llevar a su retirada completa del acuerdo dentro de seis meses, dijo el secretario de Estado de EEUU, , en una conferencia de prensa en Washington.

Poco después, las declaraciones del presidente Donald Trump delinearon la estrategia básica que aplicará la Casa Blanca en este sensible tema: “Desarrollaremos nuestras propias opciones de respuesta militar y trabajaremos con la OTAN y nuestros aliados y socios para negar a cualquier ventaja militar derivada de su conducta ilegal”, dijo el mandatario a través de un comunicado.

El retiro estadounidense, que se espera desde hace meses, ocurrirá luego de años de una disputa no resuelta en torno al cumplimiento ruso del pacto, conocido como el Tratado Sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), firmado en 1987 por el presidente Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov, secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética.

Fue la primera medida de control de armas que prohibía toda una clase de armamento: los misiles crucero lanzados desde tierra con un alcance de entre 500 kilómetros (310 millas) y 5.500 kilómetros (3.400 millas). Moscú niega haberlo incumplido.

El secretario de Estado había dicho a principios de diciembre que Washington le daría al Kremlin 60 días para que volviera a cumplirlo antes de emitir un aviso formal de retiro, y éste se llevaría a cabo seis meses después.

El plazo de 60 días expira este sábado y, por ese motivo, el gobierno de Trump dijo este viernes que los esfuerzos por alcanzar un acuerdo de cumplimiento han fracasado y que a su vez dejará de cumplirlo.

En un tuit el jueves, la principal portavoz de la OTAN, Oana Lungescu, había advertido la ausencia de indicios de que se esté alcanzando un acuerdo de cumplimiento con . “Así, debemos prepararnos para un mundo sin el Tratado”, escribió.