Diario Judío México - Hoy es el último día del año 2018, donde dejarás atrás parte de tu pasado e incluso también de tu mismo presente, lanzando al viento aquellos sueños alcanzados que fueron parte de tu aprendizaje y también dando gracias a Di-s por los maestros que te iluminaron el camino, en el largo viaje interior que tiene trazado tu destino.

Así que abraza éste año nuevo con fuerza y déjalo llenar de sueños y anhelos a tu espíritu, en cada uno de los 365 días que te regala la vida, cumpliendo de esta forma lo que el Universo tiene dispuesto para ti y los tuyos; con esfuerzo, amor, dedicación y emprendimiento, hacia un futuro que está más allá del tiempo, entre los horizontes del asombro y la paz del firmamento.

Abriendo las ventanas a la inmensidad de ese infinito que contiene todo tu pasado y presente, para que sueñes lo imposible que se mantiene reservado para ti, en el inesperado viaje secreto que te guarda la esencia de las estrellas. Y que si sabes aprovecharlo bien, puede transformarse en la mayor aventura de tu vida, dentro de la existencia misma que resguarda a esta noche y posterior día.

Por ello, respira profundo y llénate del soplo de lo nuevo sin temor, viviendo los instantes que le restan a este año con felicidad y también pasión, esperando un comienzo tranquilo lleno de luz en tu caminar, pero además de salud, paz, armonía y prosperidad.

Sin olvidar que eres el constructor de todos tus sueños y el creador de tu propio destino; porque se te concedió un libre albedrío para que puedas elegir entre todas las sendas y en más de un recorrido, así que deja el temor a un lado y aférrate a lo inesperado.

Con una sonrisa y fe en ti mismo, con determinación y también optimismo, sin que olvides lo que ya pasó, pero sin que esto te cause el más mínimo dolor. Porque tu alma habita más allá del sol, donde viven los sueños más grandes y hermosos, donde no tiene cobijo ni la ira, ni el enojo, porque eres solo fuente de vida e incluso energía, porque eres la noche eterna y la inmensidad del día…

(Especial para el Diario Judío.com de México)

¡Bonne Année para todos y también para Raquel y su familia¡

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anterior¿Cuál es tu proyecto para este año?
Artículo siguienteL’auteur palestinien Mushir Al-Farra : MEMRI surveille tout – Nous devrions éviter le mot « juif » et le remplacer par « sioniste »
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.