El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ordenó que los puestos de control en se pusieran en alerta máxima el lunes, luego de un ataque de embestida con auto ocurrido anoche, en el que un guardia de seguridad resultó gravemente herido.

La orden se produjo en medio de un aumento de los ataques palestinos de “lobo solitario” contra israelíes y un incremento general de las tensiones.

“El ministro de Defensa ordenó una investigación exhaustiva, que se aprendan las lecciones y que se eleve el nivel de alerta y preparación en todos los cruces en el área de Judea y Samaria”, dijo la oficina de Gantz, refiriéndose a por su nombre bíblico.

Poco después de la 1.00 del lunes, un adolescente palestino condujo su automóvil a alta velocidad hacia el cruce de Te’enim cerca de la ciudad cisjordana de Tulkarem, golpeando a un oficial de seguridad, informó el Ministerio de Defensa, que administra el puesto de control.

Otros guardias en el puesto de control abrieron fuego contra el conductor. Lo llevaron al centro médico Meir de Kfar Saba, donde lo declararon muerto. El oficial herido fue trasladado al Centro Médico Sheba cerca de Tel Aviv y pocas horas después su estado mejoró a moderado. Los médicos de Magen David Adom (cruz roja israelí) dijeron que el guardia, de 34 años, sufrió lesiones en la cabeza y el pecho y estaba consciente.

Los medios palestinos identificaron al agresor como Muhammad Nidal Younis. Según el Ministerio de Defensa, tenía 16 años y era de la ciudad palestina de Nablus.

Los medios de comunicación palestinos informaron que las fuerzas de seguridad israelíes allanaron la casa de Younis en Nablus después del ataque.

El ataque se produjo en medio de un aumento generalizado de la violencia entre israelíes y palestinos.

Hace dos días, un palestino apuñaló a un civil judío cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalem, y dos agentes de la Policía Fronteriza mataron a tiros al agresor.

Hubo cinco ataques palestinos de «lobo solitario» en menos de tres semanas.