Diario Judío México - El primer ministro, Benjamín Netanyahu, respondió las declaraciones del ministro de Exteriores de , Mohammad Javad Zarif, con respecto a la aceleración del programa nuclear iraní. “Zarif está mintiendo otra vez. es el que está amenazando abiertamente, todos los días, con destruir al Estado de ”.

continúa afianzándose militarmente en Siria. Y hoy, el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) informa que está acelerando su programa nuclear”, añadió el primer ministro.

“Repito: no permitirá que   desarrolle armas nucleares que amenazan nuestra existencia y ponen en peligro al mundo entero”, concluyó Netanyahu.

Horas antes, el canciller de , Javad Zarif, había recibido a su homólogo alemán en Teherán donde conversaron acerca del futuro del acuerdo nuclear entre y las potencias mundiales.

Durante la conferencia de prensa, el canciller iraní acusó al primer ministro israelí de amenazar la existencia de su país: “Netanyahu está amenazando con destruir . No podemos permitir que alguien amenace a nuestro pueblo sin que respondamos”.

El canciller iraní se refirió a unas declaraciones realizadas el año pasado por Netanyahu, en las que advertía que aquellos que buscan destruir a se ponen a sí mismos en peligro, en posible referencia a Irán que de forma diaria amenaza a y financia a grupos terroristas.

El máximo responsable de la diplomacia iraní también argumentó que EEUU inició una guerra económica en contra de ellos al salirse del acuerdo nuclear e imponer duras sanciones.

Asimismo, Zarif dijo que esperan no tener una guerra con EEUU pero se mostró seguro del poder de Teherán en caso de que ocurra: “Nosotros no seremos los que inicien ningún tipo de guerra, pero si alguien comienza una no será el mismo que la terminará”.

Por su parte el canciller alemán logró enfurecer a su par iraní cuando aseveró de forma decidida que “el derecho de existir de es parte del principio fundacional de Alemania y es absolutamente innegociable. Es un resultado de nuestra historia y es irrevocable y eso no cambia simplemente porque estoy en Teherán”.