A 20 años del atentado a las Torres Gemelas, la realizó junto a Infobae y la organización Tuesday’s Children un acto en a las víctimas del terrorismo. Se trató de un encuentro virtual en el que compartieron su mirada desde autoridades y referentes importantes de la comunidad judía, sobrevivientes del y también expertos y profesionales dedicados a investigar el terrorismo como flagelo global.

El evento contó con la participación del sobreviviente del ataque David English; la socorrista Ivonne SánchezIliana Guibert, familiar de una de las víctimas; el experto en terrorismo y director del Centro de Estudios sobre Seguridad Hemisférica, Terrorismo y Criminalidad Financiera de la Universidad de Buenos Aires, Juan Félix Marteau; el experto en terrorismo Rafael Rincón; el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits y el CEO y fundador de Infobae, Daniel Hadad.

Tras la presentación del moderador Víctor Garelik, director ejecutivo de la DAIA, el encuentro inició con una de Knoblovits, quien destacó la importancia de “ser conservadores de la memoria” porque el terrorismo sigue “generando dolor en todo el mundo”.

El terrorismo que golpeó en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, fue el mismo que golpeó en 1992 y 1994 en Buenos Aires. Es el mismo que siguió atacando en Madrid, Londres, El Cairo, Tel Aviv, París y muchos otros lugares”, afirmó. Según explicó Knoblovits, el terrorismo siempre busca matar a la mayor cantidad de personas, por eso se puede decir que “democratizó el horror”.

“Los testimonios de las víctimas nos interpelan para que demos un mensaje contundente de condena sin fisuras, porque el terrorismo es real, no está superado, y todavía está vigente”, consideró el presidente de la DAIA.

Homenaje por los 20 años del atentado a las Torres Gemelas por los 20 años del atentado a las Torres Gemelas

Luego, David English, recordó cómo fueron los primeros momentos de pánico y desconcierto en las inmediaciones de las Torres Gemelas. “Ese momento cambié mi vida. Sentí confusión, miedo. Yo bajé al subte y no me voy a olvidar del pánico en la calle y el silencio en el vagón. Nadie se había enterado de lo que había pasado a tres metros de sus cabezas”, relató el hombre actualmente radicado en Mendoza, Argentina.

David también relató que volvió al “Ground Zero” (el lugar donde estaban las torres) recién cuando su hijo cumplió 8 años y comenzó a preguntarle por su historia de vida. En base a esa experiencia, también reflexionó sobre la importancia de la memoria histórica.

Sin memoria no hay futuro. No se puede aprender del pasado si no se recuerda. Y el terrorismo nunca va a terminar, es una característica de muchos seres humanos el ver las cosas como blanco o negro. Tenemos que aprender a vivir juntos combatiendo la intolerancia y la ignorancia con la memoria”, explicó.

El experto en terrorismo y director del Centro de Estudios sobre Seguridad Hemisférica, Terrorismo y Criminalidad Financiera de la Universidad de Buenos Aires, Juan Félix Marteau, abordó el fenómeno del terrorismo desde otro enfoque: su financiamiento.

El profesor destacó que si bien los principales financistas de los grupos terroristas siguen siendo los Estados, “que los usan para sus intereses”, estos también han “establecido un compromiso más pragmático con el crimen organizado internacional” que los vincula con el narcotráfico y el contrabando.

Por su parte, el experto en terrorismo Rafael Rincón, se enfocó en el fenómeno de la radicalización de los jóvenes en Estados Unidos, Europa y Medio Oriente. “La idea de que se va a resolver cerrando fronteras es errada porque muchos jóvenes radicalizados viven en esos países”, agregó y lamentó que “nunca ha tenido el terrorismo una capacidad de comunicacion tan grande como hoy”.

Iliana Guibert, relató cómo fue la última llamada que mantuvo con su marido Thomas, que se encontraba en el piso 92 de la Torre Norte cuando impactó el primer avión.

“Él se pudo comunicar conmigo tres minutos antes de que la torre cayera. Fue una conversación horrible, pero para él fue una despedida. Lo último que me dijo fue ‘te quiero’ y que cuidara a nuestra niña”, rememoró Iliana.

Por su parte, el fundador y CEO de Infobae, Daniel Hadad, coincidió con Knoblovits al advertir que “todo parece indicar que el terrorismo no terminó”, por lo cual los medios de comunicación tienen la responsabilidad de “seguir mostrándolo al mundo” porque una de sus funciones “es poner luz donde hay oscuridad”.

A modo de ejemplo, marcó que la organización terrorista Al Qaeda, responsable de los ataques a las Torres Gemelas, es un fenómeno que “todavía existe y seguramente tiene relación con los Talibán que se hicieron cargo de Afganistán en las últimas horas”. “Nos interesa el tema porque cualquiera puede ser víctima del terrorismo y nuestra obligación es tratar de poner luz para que estas cosas para no vuelvan a ocurrir. En Argentina todavía tenemos oscuridad sobre dos salvajes atentados como los de la Embajada de Israel y la AMIA”, dijo.

La DAIA tiene la misión de “luchar contra toda expresión de antisemitismo, discriminación, racismo y xenofobia, preservar los derechos humanos, promover el diálogo interreligioso y la convivencia armónica entre todos los ciudadanos, en un marco de respeto a las diferencias; así como denunciar el terrorismo internacional, velando por la seguridad de las instituciones e integrantes de la comunidad judía argentina”. Por su parte, Tuesday’s Children es una organización sin fines de lucro cuya misión es brindar ayuda de por vida a las familias que se vieron afectadas para siempre por el terrorismo, los conflictos militares o la violencia masiva. En tanto Infobae se ha consolidado como el sitio web de noticias en español más leído del mundo.

FuenteINFOBAE

1 COMENTARIO

  1. Una mente vacía de sana Inter-relación y solo fija en un pensamiento egoísta y extremista, llega a ser tan peligrosa y letal como una bomba de alto poder. Imponer sin razonar, destruir sin misericordia y gozar con el dolor ajeno, son sus objetivos. No olvidemos y actuemos porque ellos cada día perfeccionan sus metodos y agrandan su poder. Siempre su meta es producir más dolor.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIamim Noraim
Artículo siguienteLeshono Toivo