Diario Judío México - Al menos 12 personas de la comunidad judía fueron detenidos este martes por policías del Capitolio mientras exigían acabar con los centros de detención migratorio y con las agencias encargadas, entre ellas, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los (ICE, siglas en inglés)  y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP).

La protesta que protagonizaron los ciudadanos judíos en el Congreso de EE.UU. es una acción de desobediencia civil que ya se ha repetido en varias ciudades estadounidenses.

Organizaciones judías y migrantes de esa comunidad bajo la consigna #NeverAgain y#CloseTheCamps reiteraban que más nunca permitirán abusos contra los derechos humanos de los migrantes en los centros de detención estadounidenses.

Estas jornadas de protestan surgen tras el gran número de denuncias de maltratos y muerte de al menos 26 migrantes, seis de ellos menores de edad, bajo custodia de los agentes migratorios de EE.UU.

Las organizaciones y activistas judíos expresan que los migrantes, que dirigen a los que ellos califican como “campos de concentración”, están siendo separadas de sus familias, descuidadas, agredidas físicamente y sexualmente, confinadas en jaulas, en condiciones extremadamente insalubres y muriendo, y eso una violación de los derechos humanos.

La primera protesta se realizó, el pasado domingo 30 de junio, frente a un centro de detención de ICE en Nueva Jersey. En esa oportunidad, de los más de 200 activistas que protestaban, al menos 36 fueron arrestados por bloquear la entrada del centro.