Herzog denunció que las voces críticas afirman que Netanyahu intenta “amordazar a la prensa”, y que en un “increíble zigzag” el primer ministro está tratando de cerrar la corporación que estableció su predecesor en la cartera de Comunicaciones, el ministro Gilad Erdan, del partido Likud, mediante una ley gubernamental.

El Gobierno argumenta que decidió desmantelar la nueva corporación radiodifusora para reducir los costos presupuestarios; sin embargo, los opositores sostienen que, en realidad, Netanyahu le teme a la independencia que podría adquirir la nueva entidad de comunicaciones, y que particularmente le preocupa la idea de que el nuevo organismo pueda tender políticamente hacia la izquierda.

“Tus principios y tus objetivos son idénticos a un golpe militar clásico, el control, la limpieza, la opresión y el quiebre de los baluartes de la democracia, lo que para tu sensación de persecución son nidos de resistencia y una amenaza para tu reinado: los medios de comunicación, la ley, la crítica, los oficiales del ejército, de la policía y las fuerzas de seguridad, el servicio exterior y los líderes de opinión, y la cultura”, agregó Herzog.

“Quienes están a favor de una autoridad radiodifusora pública no pueden convertirla en una trompeta de los comisarios; y aquellos que se oponen a una autoridad radiodifusora pública deben decirlo claramente”, advirtió por su parte el presidente Reuvén Rivlin.

“Rehabilitaremos la Autoridad de Radiodifusión de Israel y lo haremos con responsabilidad”, contestó Netanyahu al referirse públicamente por primera vez sobre el asunto.

Mientras tanto, la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, anunció que impulsará un proyecto de ley para cambiar la manera de cómo se eligen los jueces de la Corte Suprema de Justicia, en un intento para cambiar la composición del máximo tribunal.

Pronto, cuatro de los quince jueces de la Corte serán jubilados, al alcanzar la edad de 70 años. Desde el punto de vista de la ministra Shaked, del partido religioso nacional Habait Haiehudí, se trata de una oportunidad para transformar la conformación de la Corte. Se trata de una institución que es generalmente blanco de los dardos de la derecha, que se queja de que ha sido demasiado liberal en sus sentencias.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPutin: “Aprendan de la implacabilidad de Israel frente al terrorismo”
Artículo siguienteUn sobreviviente del Holocausto dio una charla a los jugadores del Liverpool