El proyecto ya está en marcha. va a convertirse en el primer país del mundo en pasarse al coche eléctrico y olvidarse de la gasolina lo antes posible. Será así gracias a la visión de Shai Agassi, un emprendedor cuya familia emigró a desde Irak en 1950. Agassi fue niño precoz. A los 7 años ya estudiaba programación informática en la Universidad de Tel-Aviv. Después se graduó en la prestigiosa Technion de Haifa. Ahora tiene 42 años y en el 2009 la revista Time le incluyó en su lista de las 100 personas más influyentes del mundo.

En el 2007 Agassi dimitió de la empresa que presidía y fundó Better Place («un lugar mejor») con el objetivo de hacer realidad su sueño: el vehículo sin emisiones contaminantes. Estaba convencido de que los híbridos no tenían ningún futuro.

Agassi halló una solución creativa para superar los dos grandes hándicaps que frenaban al vehículo eléctrico e intentó convencer a los grandes de la industria automovilística. La mayoría le dieron calabazas pero Renault abrazó el proyecto. Y el Gobierno israelí, escéptico al principio, se sumó entusiasmado. Ni que decir cabe que si todo el mundo occidental desea reducir la dependencia del petróleo, para se trata, por razones obvias, de un objetivo estratégico de primer orden.

El coste era el primer obstáculo. Pero, de la misma forma que cuando uno ahora compra un coche no paga por la gasolina que consumirá, el que compre el coche eléctrico no pagará por la batería. La batería seguirá siendo propiedad de Better Place que la cederá como lease. El comprador pactará un plan de consumo, acorde con sus necesidades, como se hace con los operadores de móvil.

Cargar la batería del coche en casa o en el lugar de trabajo es fácil. En ya se han instalado más de 1.000 puntos de carga y es solo el principio. El problema se planteaba con los viajes largos. La autonomía de una batería llena es de 160 kilómetros. La solución: estaciones de servicio donde se cambia la batería agotada por una llena. El proceso es automático y tarda exactamente 90 segundos; menos que llenar un depósito de gasolina.

El sistema de batería reemplazable se ha instalado en el modelo Renault ZE. Más de 200 empresas se han comprometido ya a cambiar su flota de vehículos. Ciudades y municipios firman acuerdos con Better Place para instalar la infraestructura. Se calcula que a finales del 2011 habrá unos 100.000 coches eléctricos circulando por . ¿El precio? «No está fijado aún, pero será competitivo», señala una portavoz de Better Place, empresa ubicada, irónicamente, en el espacio que antaño ocupó la Reserva Nacional de Gasolina, en el norte de Tel-Aviv. A le seguirán Dinamarca y Australia. Better Place ya opera en estos países.

Fuenteelperiodico.com

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAltenuland, País Viejo Nuevo
Artículo siguienteAbu Toameh: Lo que los Medios de Comunicación Occidentales se Pierden