Diario Judío México - El anteproyecto de ley sobre la concesión de nacionalidad española a los sefardíes (judíos que vivieron en la Península Ibérica y sus descendientes), ha creado controversia y entusiasmo en , especialmente tras la publicación de una lista no oficial que incluye apellidos de origen judío español como Sánchez y Pérez.

Al respecto, Rafael Priesca Mastretta, catedrático de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales,  aclaró las dudas más comunes de quienes han encontrado sus apellidos en dicha lista, entre ellas los requisitos para ser candidato y los beneficios que implicarían adquirir la doble nacionalidad si se llega a aprobar el anteproyecto.

Más allá de los apellidos, señaló el experto en Derecho Internacional, el proceso para adquirir la nacionalidad española requiere documentación que compruebe la vinculación con la cultura y costumbres españolas, por ejemplo actas de nacimiento de padres o abuelos españoles.

Además, según el texto oficial del anteproyecto, la condición sefardí deberá será certificada por las autoridades judías competentes.

 “Como noticia es sensacional, sin embargo, probablemente serán alrededor del 10 por ciento de las personas con apellidos en la lista quienes puedan probar su ascendencia”, aclaró.

En cuanto a los beneficios de adquirir la doble nacionalidad, Priesca Mastretta mencionó que lo más destacable es ingresar a ciertos países sin necesidad de visa, pues el pasaporte español permite la libre movilidad en Estados Unidos y países de la Unión Europea

Finalmente, consideró que otorgar la nacionalidad a los sefardíes es un acto de conciencia, ya que obedece a la reivindicación de España por la expulsión de los judíos en 1492, y no un acto que genere beneficios económicos o sociales a la nación europea.