Diario Judío México - Treinta y cinco prominentes autores israelíes escribieron una carta al primer ministro el jueves pidiéndole que no deporte a los solicitantes de asilo. “Te pedimos que detengas la deportación de solicitantes de asilo de Eritrea y Sudán, hombres y mujeres que portan horribles cicatrices en sus cuerpos y almas de su viaje y de los campos de tortura en Sinaí, y niños nacidos en que nos piden solo uno cosa: vivir “, decía la carta. Entre los signatarios de la carta también enviada a los miembros de la Knesset se encuentran los autores David Grossman, , A.B. Yehoshua, Meir Shalev, , Zeruya Shalev, Orly Castel Bloom y Noa Yadlin, así como los dramaturgos Edna Mazya y Joshua Sobol.

“A la luz de la gran ola de refugiados que inundan el oeste y África, el número de solicitantes de asilo en es menos de la mitad del uno por ciento de su población, y sus puertas han estado cerradas a ellos desde 2012”, decía la carta. “ no tiene ningún problema de refugiados y no tiene dificultades económicas para aceptarlos, resolverlos y dirigirlos a trabajos de cuidado, agricultura y construcción que están pidiendo a gritos a los trabajadores. Mientras que unos 100.000 ciudadanos extranjeros, principalmente de Europa del Este, están en sin permiso, no son perseguidos ni están sujetos a la deportación forzosa. Son los 35.500 solicitantes de asilo de África, que huyen del fuego y necesitan todas las protecciones posibles, que el gobierno israelí ha convertido en objeto de persecución y deportación forzada “, dijo la carta.

Los escritores dijeron que la afirmación del gobierno de que estas personas no son solicitantes de asilo es “infundada” y advirtieron que la tortura y hasta la ejecución los esperan en el país tercero al que serán enviados. “Nuestra historia como pueblo se está revolcando en la tumba que se está cavando por ello, y usted tiene el privilegio de evitar esto”. Señalando que la deportación comenzará justo antes del día conmemorativo del Holocausto, la carta dice: “Hacemos un llamamiento a a actuar de forma moral, humana y con compasión digna del pueblo judío, y para detener la deportación de refugiados al infierno del que huyeron antes de que comience. De lo contrario, no tendremos ninguna razón para existir “.

Los autores escribieron la carta en medio de varios otros pronunciamientos públicos de protesta en los últimos días en oposición a la deportación de solicitantes de asilo. Cientos de personas participaron el miércoles en una manifestación en la Knesset iniciada por miembros de la Knéset Michal Rozin (Meretz), Eyal Ben-Reuven (Unión Sionista) y Dov Khenin (Lista Conjunta). Un evento similar patrocinado por el Instituto Hartman y Rabinos por los Derechos Humanos se llevó a cabo el martes. Las protestas también se llevaron a cabo el martes frente a los hogares de los ministros y del Knesset en Jerusalén, Tel Aviv, Be’er Sheva y Haifa. Eli Nehama, directora de la escuela Bialik-Rogozin en Tel Aviv, a la que asistieron muchos hijos de solicitantes de asilo, pidió al gobierno esta semana evitar la deportación con una advertencia de que tal sería inmoral y sería una tragedia para las generaciones venideras.

El director nacional de la Liga Antidifamación Jonathan Greenblatt, escribió el lunes a Netanyahu: “La naturaleza radical de este plan de deportación, junto con la extrema dificultad para acceder al sistema de asilo israelí está teniendo un impacto devastador en la comunidad de refugiados en y traiciona los valores centrales que nosotros, como judíos, compartimos “.

FuenteHaaretz
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorDescanse en paz el Sr. José Marcos Medrez Lubich Z”L
Artículo siguienteMi abuelo neandertal