Figuras y grupos judíos defienden a la autora de «», J.K. Rowling, después de que el cómico Jon Stewart alegara que los personajes duendes de la autora eran claramente antisemitas.

Dave Rich, director de política de la organización judía sin ánimo de lucro Community Security Trust, con sede en el Reino Unido, tuiteó que «a veces un duende es sólo un duende».

Rich dice a Hollywood Reporter que no cree que Rowling «sea antisemita o sea responsable de crear caricaturas antisemitas. No hay nada en su historial que sugiera que tiene puntos de vista antisemitas: todo lo contrario, ya que se ha pronunciado constante y repetidamente en apoyo de la comunidad judía y contra el ».

David Baddiel, comediante judío británico y destacada voz contra el antisemitismo, también dio su opinión.

«Los duendes de deben ser vistos no de una manera simplista #teamRowling vs #antiteamRowling sino en un contexto cultural de muchos siglos, profundamente arraigado en el subconsciente», explicó.

La propia Rowling aún no se ha pronunciado sobre la polémica.