Un rabino de fue agredido por un grupo de árabes en las calles de Jaffa el domingo por la tarde.

La víctima, el rabino Eliyahu Mali, ha sido identificada como el decano de la yeshiva local Hesder (preparatoria para el ejército), que estaba visitando una propiedad inmobiliaria que su yeshiva planea comprar para un judío local.

Mientras caminaban por una calle de Jaffa, el rabino Mali y Moshe Shendowitz, director de la yeshiva, fueron atacados por un grupo de asaltantes árabes que los rodearon y procedieron a acosar y burlarse del rabino Mali y de Shendowitz.

Cuando el rabino Mali y sacaron sus teléfonos móviles para pedir ayuda, varios de los árabes les agredieron, dando puñetazos y patadas a las dos víctimas.

resultó herido en el ataque, y fue hospitalizado después.

El rabino Mali presentó una denuncia policial poco después de la agresión.

Aproximadamente una hora después de presentar la denuncia, la policía consiguió localizar y detener a dos árabes sospechosos.

Los sospechosos han sido identificados como residentes de Jaffa de unos 30 años.

“Me dieron puñetazos y patadas”, dijo  en una entrevista con el Canal 13, subrayando que el ataque tuvo una motivación nacionalista. “Cuando la gente te grita porque llevas una kipá, que eres un ‘colono’ y que deberías salir de allí, eso no parece un incidente ‘criminal’”.