Diario Judío México - Desconocidos arrojaron ácido contra el automóvil del jeque Samir Assi, quien se desempeña como imam de la ciudad de Akko (San Juan de Acre), donde conviven árabes y judíos.

Tras el sanguinario ataque contra una sinagoga de Jerusalén, el martes pasado, en el que dos terroristas palestinos asesinaron a cuatro judíos, que estaban rezando, y a un policía druso, que acudió a protegerlos; Assi instó a la tolerancia interreligiosa.

El imam fue uno de los organizadores del encuentro interreligioso en el que líderes de distintas creencias religiosas rezaron junto a los judíos en la sinagoga que fue atacada.

La policía sospecha que el automóvil del imam Assi fue atacada por musulmanes extremistas que se oponen al gesto de solidaridad; pero señaló que se están investigando todas las posibilidades.
El intendente de la ciudad, Shimon Lankri, expresó que “los vecinos judíos y árabes de la ciudad de Akko han demostrado que saben convivir juntos, bajo el respeto y entendimiento mutuo”.

“Este incidente es muy preocupante y lo único que queda es esperar que los extremistas sea tratados con todo el peso de la ley”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorTel Aviv designada la ciudad más inteligente del mundo
Artículo siguienteEl Estado Islámico busca biólogos y químicos marroquíes en Alemania y más…
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.