Diario Judío México - Múltiples artistas de origen judío fueron nominados por actuar, componer y dirigir para la ceremonia de premios más prestigiosa del teatro estadounidense.

Las nominaciones a los Premios Tony anunciadas el martes estuvieron dominadas por “Hadestown”, un musical sobre el mito griego de Orfeo y Eurídice que obtuvo 14 distinciones.

Una de las nominaciones de “Hadestown” fue a mejor director, para Rachel Chavkin, quien es judía. También había sido nominada en 2017 por dirigir “Natasha, Pierre & the Great Comet of 1812”.

Sam Mendes también está nominado a la mejor dirección de una obra por su trabajo en “The Ferryman”. Es conocido por su trabajo en las películas de James Bond “Skyfall” y “Specter”, y ganó un Premio de la Academia por dirigir “American Beauty”.

David Yazbe fue elegido nuevamente en la categoría de mejor original por “Tootsie”, una adaptación de la película de 1982 protagonizada por Dustin Hoffman.

También nominado en esa categoría está Adam Guettel, nieto del famoso compositor judío estadounidense Richard Rodgers. Guettel está listo nominado por la adaptación de Aaron Sorkin “To Kill a Mockingbird”.

La actriz y leyenda de la comedia Elaine May recibió su primera nominación al Tony, como mejor actriz principal en una obra. Ella protagoniza “The Waverly Gallery”, del dramaturgo judío Kenneth Lonergan, su obra semi-autobiográfica sobre una familia que trata con la salud en declive de su matriarca. May inició su carrera con su padre en una compañía de teatro idish.

Por su parte, el actor Brandon Uranowitz obtuvo su tercera nominación al Tony para mejor actor destacado, por su papel en la obra “Burn This”.

El actor Gideon Glick está nominado en la misma categoría por su trabajo en “To Kill a Mockingbird”. Glick comenzó su carrera en Broadway como estudiante de último año en la escuela secundaria cuando protagonizó “Spring Awakening”.

Además, Jules Fisher ha sido nominado más de 20 veces como diseñador de iluminación, y 2019 trae una nueva nominación por su trabajo en “Gary: A Sequel to Titus Andronicus”, con la co-diseñadora Peggy Eisenhauer.