• Turespaña presenta la región de Castilla-La Mancha para atraer al viajero cosmopolita mexicano.
  • Castilla-La Mancha ofrece hoy como principales propuestas de valor la autenticidad y singularidad de un destino rico y variado, listo para ser descubierto y un catálogo de experiencias turísticas, dirigidas a satisfacer a viajeros exigentes con necesidad de vivir en profundidad su destino.

Diario Judío México - El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha presentado en México con el objetivo de promocionar turísticamente la región. El evento organizado en colaboración con Turespaña en México, representada por su Directora, Isabel Alonso, ha contado con la presencia del embajador de España en México, Juan López Dóriga Pérez y el director del festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Ignacio García, así como un centenar de turoperadores y periodistas especializados.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco acompañada por la directora general de Turismo, Comercio y Artesanía, Ana Isabel Fernández Samper, han explicado, en un evento dirigido a turoperadores y prensa especializada, las múltiples posibilidades que Castilla-La Mancha ofrece a los viajeros mexicanos, en una región que cuenta con experiencias y rutas únicas como la Ruta de Don Quijote, las nuevas rutas del vino, tres ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Toledo, Cuenca y el parque minero de Almadén; fiestas y tradiciones de interés internacional como es el caso del festival internacional de teatro clásico de Almagro, el Festival de la Lavanda de Brihuega, la Semana Santa de Cuenca o la festividad del Corpus Christi en Toledo. Pueblos con encanto, parques arqueológicos, castillos, ciudades medievales o una fuerte tradición artesana completan la rica y atractiva oferta turística de la Región.

Castilla-La Mancha cuenta también con grandes atractivos para los amantes de la naturaleza, como dos Parques Nacionales, siete Parques Naturales y más de 100 reservas naturales, lugares perfectos para las personas que buscan practicar actividades en la naturaleza como descenso de cañones o paracaidismo u otras opciones más relajadas como la observación de aves o el simple disfrute de la naturaleza, que se completa con una oferta de alojamientos rurales singulares en casas solariegas, bodegas, fincas o hoteles con encanto.

Otro de los grandes atractivos de la región, muy valorado por los turistas mexicanos, es nuestra cultura gastronómica. Castilla-La Mancha es hoy en día una fusión entre tradición y vanguardia que cuenta con productos universales como nuestro preciado queso manchego, el aceite de oliva, el azafrán de La Mancha o nuestros grandes vinos. Gastronomías y turismo industrial que completan la variada oferta turística con la que cuenta la región.
Patricia Franco también ha significado que la región cuenta con una estacionalidad mucho más atenuada que el resto de España, un turismo sin aglomeraciones y nuestra posición privilegiada que nos posiciona como un destino cercano y accesible, con magníficas conexiones gracias a la alta velocidad.

El turismo extranjero creció un 11% en nuestra región en 2017, el segundo mayor crecimiento de toda España, lo que ha facilitado que el pasado año se haya convertido en el mejor año de nuestra serie histórica. El 18,5% de los turistas que llegaron a Castilla-La Mancha procedían del exterior, lo que supone el porcentaje más alto alcanzado hasta ahora.

La Red de Oficinas de Información Turística de Castilla-La Mancha (Infotur) nos permite saber que en 2017 México fue el octavo país extranjero que mayor volumen de consultas realizó en oficinas de la red, rozando el 4% del total de consultas extranjeras. Entre los atractivos turísticos de Castilla-La Mancha por los que muestran mayor interés destacan el turismo cultural y patrimonial (un 82,2% de los casos), seguida, con unos pesos relativos muy inferiores, de alojamientos y restaurantes en destino, Ruta del Quijote, gastronomía, espacios naturales y artesanía.

En 2017, el 82% de los viajeros mexicanos que visitaron nuestra región destacaron su interés en el turismo cultural y patrimonial, seguido de la Ruta del Quijote; espacios naturales y la artesanía.

“Venimos a establecer lazos de reciprocidad con México para que este país y nuestra comunidad autónoma se vean beneficiados de un trabajo conjunto” ha puntualizado.