El ex ministro de Turismo, Asaf Zamir, comenzó oficialmente el miércoles su mandato como cónsul general de Israel en Nueva York.

“Vengo con grandes expectativas para trabajar juntos y afrontar algunos de los enormes desafíos que el Estado de Israel ha encontrado en el pasado”, dijo Zamir en un comunicado.

“Espero hacerlo con todos y servir a todos. Es un gran honor estar en Nueva York y experimentar la vida en la Gran Manzana, todo ello sirviendo al Estado de Israel”.

Zamir, de 41 años, entra en el ámbito diplomático tras más de una década en la política. Durante la mayor parte de ese periodo, ejerció como teniente de alcalde de Tel Aviv. En 2019, entró en la política nacional, uniéndose al partido Kajol-Lavan de Benny Gantz y llegando a ser brevemente ministro de Turismo.

Dimitió del gobierno en octubre de 2020 en protesta por la conducta del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu. Ese gobierno cayó poco después y fue sustituido por la actual coalición de unidad liderada por el primer ministro Naftali Bennett y el ministro de Asuntos Exteriores Yair Lapid.

Lapid nombró a Zamir como próximo cónsul general, ocupando un puesto que había sido ocupado por el cónsul en funciones Israel Nitzan durante más de un año. Antes de Nitzan, el puesto lo ocupaba el antiguo líder de los colonos Dani Dayan, que ha sido nombrado recientemente presidente del museo del Holocausto Yad Vashem en Israel.

Zamir pasó varios años viviendo en Florida cuando era niño y habla inglés con fluidez. Está casado con la popular actriz Maya Wertheimer, que pronto se unirá a Zamir en Nueva York junto con su hija Asia. Anteriormente tenía la nacionalidad estadounidense, a la que renunció al entrar en la política nacional, como se exige a todos los miembros de la Knesset.

“No hay duda de que mi objetivo es mantener a Israel como un asunto bipartidista y trabajar con ambos lados del pasillo”, dijo Zamir el miércoles. “Lo haremos no sólo trabajando con los políticos locales, sino manteniendo conversaciones significativas con las diversas poblaciones de nuestra región”.

El diplomático señaló que llega a Nueva York “desde Tel Aviv-Yafo, una de las ciudades más diversas de Israel, y fui nombrado para este cargo por el gobierno más diverso de la historia de Israel. Es natural que trabaje con comunidades diversas”.

Al nombrar a Zamir en junio, Lapid dijo que el ex ministro “tiene las capacidades profesionales e interpersonales para representar al Estado de Israel con honor y orgullo”.

El mes pasado, Zamir participó en reuniones -junto con Bennett y el embajador israelí en y la ONU, Gilad Erdan- con miembros de la comunidad judía de Nueva York.