Tras haber sido designado el pasado mes de febrero como uno de los cuatro jueces que se integraría este año a la Corte Suprema de Israel, el pasado 9 de mayo, Khaled Kabuv juró ayer y asumió su cargo – en reemplazo del juez Neal Hendel – como uno de los 15 jueces que componen el máximo órgano del poder judicial en el país.

Este nombramiento y entrada en funciones, convierte a Khaled Kabuv – de 64 años y oriundo de la ciudad de Jaffa – en el primer que jura como juez de la Corte Suprema de Israel, órgano encargado de pronunciarse sobre controversias judiciales relacionadas con cuestiones que sociales y económica, así como temas relevantes sobre el conflicto israelí-palestino.