Robert Bowers, el sospechoso de haber asesinado hoy a tiros a 11 personas en una sinagoga en , estaba molesto con una organización judía que habría ayudado a caravanas de inmigrantes centroamericanos, que ingresaron de manera ilegal a .

Bowers, de 46 años, escribió con frecuencia en Gab -una red social similar a Twitter que casi no pone restricciones a los contenidos- que la Sociedad Hebrea de Ayuda al Inmigrante (HIAS) transportó a indocumentados centroamericanos a , donde realizaban actos violentos.

El sospechoso que fue detenido por la policía luego de disparar contra los agentes y lesionar a cuatro de ellos, compartió un video que otro usuario de Gab difundió y en el presuntamente se observaba a personal de HIAS en la frontera de con México.

Los mensajes antisemitas de Bowers y su desprecio por las caravanas de inmigrantes están vinculados a una imagen que parece mostrar a centroamericanos indocumentados saltando de la caja de un camión, que en uno de sus costados llevaba una estrella de David visible.

La imagen ha sido ampliamente compartida en foros de extrema derecha como el sitio “4chan.com”. Bowers repitió con frecuencia teorías de conspiración sobre la imagen del camión y repitió comentarios al respecto de otros usuarios de Gab.

También Bowers describió en uno de sus escritos en Gab, la labor de HIAS como “el mal cubierto de azúcar”.

El sospechoso sostenía la creencia de que las caravanas de migrantes centroamericanos son violentas, por haber salido de países que padecen de altos niveles de violencia.

“He notado un cambio en la gente que les llamaba ‘ilegales’ y que ahora les dice invasores”, escribió en un mensaje colocado en Gab seis días antes del tiroteo. “Me gusta esto”, comentó.

De acuerdo con sus escritos, Bowers parecía desilusionado con el presidente Donald Trump por no compartir los puntos de vista antisemitas y extremistas.

En el perfil de Bowers en Gab, el sospechoso de haber cometido el mayor atentado antisemita en la historia de , usó su nombre completo y era un usuario verificado en la plataforma.

La imagen de su perfil incluía en esta red social lo que parece ser una pistola de radar que muestra los números 1488, un símbolo numérico supremacista blanco.

El director ejecutivo de Gab, Andrew Torba, emitió un comunicado para defender la red social e informar que la compañía fue alertada del perfil de Bowers poco después del ataque.

Señaló que Gab tomó medidas rápidas para ponerse en contacto con la policía de inmediato y después con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). “Primero hicimos una copia de seguridad de todos los datos del usuario de la cuenta y luego procedimos a suspenderla”, dijo Torba en el comunicado.

“Estamos listos y dispuestos a trabajar con la policía para asegurarnos de que se haga justicia”, indicó.

El director de Seguridad Pública de , Wendell Hissrich, confirmó que en el ataque a la sinagoga “Árbol de Vida”, habían muerto 11 personas y otras seis habían resultado lesionadas, incluyendo cuatro policías.

Se estima que en el momento del ataque, registrado alrededor de las 09:54 horas (14:54 GMT), había cerca de 100 personas dentro de la sinagoga, ya que era “Sabbath”, el día de la semana más sagrado para la comunidad judía.

Además de que el templo se efectuaba un “Bris”, una ceremonia de nombramiento de bebés.

El presidente Trump condenó los hechos al señalar que “este malvado acto de asesinato masivo es puro mal, difícil de creer y, francamente, es algo inimaginable”.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, calificó el incidente “como una absoluta tragedia”.

“Las palabras no pueden expresar lo que sentimos en Pensilvania”, aseveró Wolf, quien informó que el incidente es investigado por el FBI como un crimen de odio.

FuenteForbes

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLíderes de Latinoamérica se solidarizan con la comunidad judía tras la masacre en una sinagoga de Pittsburgh
Artículo siguienteMazl Tov! Medalla de Oro para nuestra colaboradora y amiga Becky Krinsky y Recetas Para La Vida
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.