Un C-130 de la Real Fuerza Aérea de aterrizó en la base aérea de Hatzor de la IAF en el sur el domingo, lo que marcó la primera vez que una plataforma de la fuerza aérea perteneciente al país del norte de África aterrizó en Israel.

El avión voló a Israel antes de un simulacro internacional programado para participar en el Sur con Estados Unidos esta semana.

Si bien las no comentan sobre «colaboraciones con un país específico», el Ejército dijo a The Jerusalem Post: «Las cooperan con una variedad de países y ejércitos extranjeros y realizan ejercicios, reuniones de alto nivel, investigaciones conjuntas y más».

La IAF participa en varios simulacros internacionales cada año para prepararse para una amplia gama de escenarios y fortalecer los lazos profesionales y el conocimiento operativo. La IAF participó en dos simulacros internacionales en junio, incluido el despliegue de F-35 en bases en el extranjero para el Falcon Strike de largo alcance en Italia.

Israel y han tenido estrechos vínculos económicos, diplomáticos y militares durante años, y firmaron un acuerdo de normalización en diciembre. Los lazos militares entre Israel y involucran principalmente la cooperación de inteligencia y el comercio de armas, informó Haaretz.

En enero de 2020, el ejército marroquí recibió tres drones de reconocimiento israelíes en un acuerdo por valor de unos 48 millones de dólares. El acuerdo entre los dos países se firmó en 2014 y se cerró a través de la empresa francesa Dassault.

Según informes, los drones, que pueden permanecer en el aire durante más de 50 horas, han sido equipados con un dispositivo para llevar tres cámaras de vigilancia, un sistema de grabación de video, un sistema de comunicación aire-tierra y sistemas electroópticos para visión diurna y nocturna.

Según otro informe, Israel vendió a otros sistemas militares, incluidos sistemas de control y comunicaciones militares, como los sistemas de radar para aviones de combate, a través de un tercero.

Asimismo, el rey de Marruecos, Mohammed VI, envió una carta de felicitación al flamante primer ministro israelí, Naftalí Bennett, en la que dijo que el reino continuará promoviendo la paz en la región.

En su carta, el monarca dijo que Marruecos «continuará sus esfuerzos para promover la paz, la justicia y la convivencia en Medio Oriente, lo que garantizará la seguridad, la estabilidad y la hermandad para todos los pueblos que conviven uno al lado del otro».

La carta también envió a Bennett “saludos cordiales y los mejores deseos de gran éxito” luego de su entrada en el cargo.

En respuesta, Bennett agradeció al rey por su misiva y señaló que «Israel ve a como un importante amigo y socio para promover la paz y la seguridad en la región».

Según el comunicado de la Oficina del Primer Ministro, Bennett añadió que trabajará “para reforzar las relaciones israelo-marroquíes en todos los ámbitos, por el bienestar y la prosperidad de ambos pueblos, cuya amistad es de larga data”.

En tanto, en abril, honró a la comunidad judía y a su líder espiritual, el rabino Ioshiahu Pinto, jefe de los patriarcas del tribunal judío del país.

Esa semana tuvo lugar un evento extraordinario en una de las instituciones más importantes de y del mundo musulmán en general, la Universidad Al Qarawiyyin, ubicada en la antigua Fez, la ciudad de Maimónides, que fue declarada por el Libro Guinness de los Récords y la UNESCO como la institución académica más antigua del mundo.

Los directores y altos funcionarios de la universidad recibieron al rabino Pinto para honrar las actividades de la comunidad judía en a lo largo de los años y para enfatizar el compromiso con las conexiones entre las diversas religiones.