El Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, instó a Israel el martes a revertir su “confiscación” de la tierra de Judea y Samaria, describiendo la decisión como “un impedimento para la solución de dos estados” la cual llama a dividir Israel.

Las palabras de Ban se produjeron después de que Israel declarara a 234 hectáreas de territorio no reclamado de Judea y Samaria como Territorio del Estado, aquel territorio ha sido designado en Judea y Samaria como propiedad del estado.

“Las acciones de Israel apuntan hacia un aumento de las actividades de asentamiento y demuestran que Israel continúa presionando en la consolidación de su control de Cisjordania”, dijo el portavoz de la ONU Stephane Dujarric.

“Los asentamientos son ilegales según el derecho internacional y el secretario general insta al Gobierno de Israel a detener y revertir este tipo de acciones en aras de la paz y un acuerdo sobre el estatus definitivo justo y amplio”, dijo.
Ban Ki Moon
Irónicamente, el reporte Levy de 2012 demostró que la presencia de Israel en Judea y Samaria es de hecho legal de acuerdo a la ley internacional. El informe ha aún no se ha adoptado por el gobierno israelí.

Lo que hace que la condena de la ONU sea más sorprendente aún es la falta total de respuesta de la ONU sobre las construcciones ilegales de la Unión Europea en la tierra de Israel para los residentes árabes de Judea y Samaria, en una violación generalizada y flagrante de los Acuerdos de Oslo de 1994.

Peace Now, una organización de izquierda radical que supervisa las ciudades judías en Judea y Samaria, dijo que la declaración de aquellas tierras como del Estado se firmó el 10 de marzo cuando el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, concluyó una visita a Israel y a la Autoridad Palestina (AP).

Según Peace Now, la tierra podría ayudar a anexar las comunidades judías en la zona.

“Esta declaración es una confiscación de facto de tierras palestinas con el propósito de levantar asentamientos”, reclamó en un comunicado. “En lugar de tratar de calmar la situación, el gobierno está añadiendo más leña al fuego”.

La declaración se refiere a la ola de terror árabe en curso, que se ha prolongado desde septiembre pasado alimentada por incitación de la AP y ya se ha cobrado la vida de 34 víctimas. Yariv Oppenheimer, jefe de Peace Now, ha deslegitimado la defensa de la población civil contra los terroristas árabes calificando las acciones de defensa como “ejecuciones”.

1 COMENTARIO

  1. Ya estamos perdidos. La información presentada NO es objetiva y tiende a equivocar al publico lector que desea aprender. Poe ejemplo:
    la cual llama a dividir Israel.
    que significa eso? Yo no entiendo
    No es la izquierda la enemiga del estado de israel, son los medios de comunciacion que tergiversan la informacion con el simple objetivo de convencer a mas personas de algo que es erroneo.
    estadodeisrael..com debe denominarse estadodeisraeldederecha. com

    la sistematica negacion de israel de reconocer que domina a los palestinos nos esta bestializando, el final sera como la historia enseña han terminado los regimenes bestiales.

    Deja tu Comentario

    A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

    A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
    Artículo anteriorLibro: "Las Genealogías", de Margo Glantz
    Artículo siguienteUn journaliste saoudien : L’Iran – non Israël – est l’ennemi n° 1 des pays du Golfe