Diario Judío México - La segunda prórroga de seis meses en las conversaciones entre y el grupo de los P5 + 1, permitido en el documento de Ginebra de noviembre, 2013, expirará el 24 de noviembre, 2014. A medida que se acerca la fecha límite, el bando pragmático en , liderado por el patrón del Presidente Hassan Rohani Hashemi Rafsanjani, quien está dirigiendo las negociaciones con el gobierno de los Estados Unidos, está presionando a la administración Obama en alcanzar un acuerdo global con sobre los términos de este último. De acuerdo a la opinión del bando pragmático, el gobierno de Obama necesita desesperadamente un logro importante que mostrar para su mandato en el cargo, y por lo tanto este es el momento de presionarlo.

La presión del bando pragmático sobre la administración estadounidense utiliza dos estrategias: por un lado, tienta a la administración estadounidense a aceptar la postura de en las negociaciones a cambio de la ayuda iraní en resolver otras crisis en el Medio Oriente, en especial el problema del EIIS, e incluso haciendo alusión a un posibilidad de que y Estados Unidos normalicen relaciones; y por el otro lado, amenazar que un rechazo de la postura de Teherán resultará en el bando ideológico de – hostil a los Estados Unidos y a la distensión con este – de obtener el poder en las próximas elecciones.

Ali Younesi, asesor de Rohani en el tema de las minorías religiosas, dijo el 18 de octubre, 2014 que la crisis del EIIS, y siendo Obama “el presidente más débil estadounidense”, le ofrezca a una oportunidad única de hacer arrodillar a Washington a su voluntad en las negociaciones nucleares.

En una reunión a mediados de octubre del 2014 con el embajador suizo en Teherán Giuilio Hass, quien, en ausencia de una embajada estadounidense en , representa los intereses de Estados Unidos allí, Rafsanjani transmitió un mensaje directo a los Estados Unidos. Este dijo que la política nuclear que este lidera provee a los Estados Unidos con una oportunidad sin precedentes para poner fin a la crisis nuclear con , lo que también ayudará a resolver otras crisis regionales e internacionales.

La presión iraní sobre los Estados Unidos también fue evidente en las declaraciones del Ministro de Relaciones Exteriores de Mohammad Javad Zarif el 17 de septiembre, 2014 ante el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York. Zarif le advirtió a Washington que, si la actual pragmática administración en no alcanza un acuerdo nuclear con Occidente, el pueblo iraní elegirá la corriente que no cree en un acercamiento con Occidente.

Lo siguiente son extractos de las declaraciones de estos tres altos funcionarios en el bando pragmático de Irán:

Embajador suizo Giuilio Hass con Hashemi Rafsanjani en Teherán (Fars, Irán, 15 de octubre, 2014)

Rafsanjani: ¿Cuál le dirán los líderes occidentales a su pueblo si no logran llegar a un acuerdo con la administración Rohani?

En su reunión del 15 de octubre con el embajador suizo Giuilio Hass, Rafsanyani dijo: “Si los funcionarios occidentales no logran resolver sus problemas [con Irán] durante el periodo vigente del [actual] gobierno, ¿qué le dirán a la opinión pública? En las circunstancias actuales, las excusas políticas y el [capitular a] los obstáculos [creados] por el lobby sionista privará a los países occidentales de la mejor oportunidad para resolver la mayoría de los problemas regionales e incluso internacionales con la ayuda de Irán”. En respuesta a un comentario de la embajadora suiza de que los Estados Unidos tiene determinado llegar a un acuerdo con Irán, Rafsanjani hizo hincapié en que los Estados Unidos deben respaldar sus palabras con hechos: “Entendemos los problemas internos de Estados Unidos y las presiones ejercidas por los extremistas allí, pero para resolver problemas hay una necesidad de más que un cambio en la retórica. Las declaraciones deben estar respaldadas con acciones [en tierra]”.

Canciller Zarif: Si no somos capaces de llegar a un acuerdo ahora, el pueblo iraní nos arrojará fuera de la oficina

Contestar a las preguntas del público luego de su discurso el 17 de septiembre en el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York, el Ministro de Relaciones Exteriores Zarif dijo en respuesta a un periodista que le preguntó cómo impactaría el fracaso de las conversaciones nucleares en la política exterior de Irán: “Nosotros [el actual gobierno de Irán] iniciamos un proceso con el objetivo de cambiar el entorno de la política exterior del gobierno del país. Ahora, si, a pesar de nuestros esfuerzos por ser complacientes, no lo logramos, entonces el pueblo iraní tienen la oportunidad de responder al fracaso en aproximadamente un año… [en] aproximadamente 16 meses, cuando tengamos las próximas elecciones parlamentarias. La última vez cuando lo intentamos, fuimos complacientes con la comunidad internacional en negociar nuestro acuerdo nuclear – Estoy hablando del 2004 y el 2005 – y luego, cuando nuestros intentos de apertura fueron rechazados por la Unión Europea y – debido a que la Unión Europea no estuvo haciendo esto por sí solo y alguien sentado en la Casa Blanca y en el Departamento de Estado impidió cualquier acuerdo, al igual que algunos que ahora no quieren ver ningún acuerdo, no importa cuáles sean los parámetros, en ese momento, la gente básicamente nos recompensó por nuestro fracaso al elegir un tipo diferente de presidente al cargo en Irán, que se prolongó durante unos buenos ocho años, y me dio una jubilación anticipada”.

Asesor presidencial Younesi: Debemos aprovecharnos de la debilidad de Obama para obligarlo a satisfacer nuestras demandas

El asesor de Rohani en minorías religiosas ‘Ali Younesi, le dijo a la agencia de noticias Fars el 18 de octubre, 2014: “No estoy tan optimista sobre las negociaciones en materia nuclear, pero ambas partes quieren resultados. Los norteamericanos quieren esto más que otros países. Algunos países aparentemente amables, tales como Rusia y China, no quieren producir resultados en lo absoluto… [pero] Estados Unidos si, ya que, si Obama no logra esto, no tendrá logros en lo absoluto. Este quiere lograr resultados, para poder decir, ‘pude lograr que Irán no se convirtiera en potencia nuclear durante mis ocho años [en el cargo]’. Ese será un gran logro para Obama. Por esta razón, este injustificadamente exagera el peligro de un Irán con capacidad nuclear, por lo que, si llegamos a un acuerdo, este puede decir: “He logrado un gran punto”.

“Obama es el presidente más débil que ha tenido los Estados Unidos, porque ha sufrido una derrota humillante en esta región, y su periodo en el cargo vio la llagada del despertar islámico que le propinó a los norteamericanos la mayor derrota. Es durante el periodo de Obama en el cargo que el terrorismo se propago en mayor medida. Durante estos ocho años, Estados Unidos sufrió una inmensa derrota, y es por eso que quiere alcanzar un acuerdo [con Irán]. Pero este está muy influenciado por el Congreso y el lobby sionista…

“ISIS representa un gran peligro para el mundo islámico y para el mundo en general. Debemos minimizar este peligro y obligar a los estadounidenses a cumplir con nuestras demandas sobre el acuerdo en materia nuclear, de una manera que garantice los intereses de la República Islámica. Si esto no sucede durante el mandato de Obama, quien sabe si [esa oportunidad] llegará de nuevo”.

*A. Savyon es Director del Proyecto Mediático Iraní en MEMRI; Y. Mansharof es compañero de investigación en MEMRI.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.