l presidente de Estados Unidos, Joe Biden, propuso como embajador en a Marc Stanley, un abogado de Dallas (Texas) conocido también como filántropo y miembro activo de la comunidad judía en Washington.

Stanley, fundador y presidente de la firma Stanley Law Group, además de su experiencia como litigante civil es reconocido como filántropo y por su labor dentro de la comunidad judía.

Fue asimismo presidente de “Abogados por Biden” durante la campaña 2019-2020, que llegó al líder demócrata y a su vicepresidenta, Kamala Harris, a la Casa Blanca, destaca la web de su bufete legal.

En junio de 2011 fue nombrado por el entonces presidente Barack Obama (2009-2017) -de quien Biden fue vicepresidente- miembro del Consejo del Museo Conmemorativo del de Estados Unidos, en Washington DC.

Además, Stanley, quien obtuvo un Grado en Administración de Empresas en la Universidad George Washington y un doctorado en Jurisprudencia en la Universidad de Texas-Austin, fue durante cuatro años presidente de la Autoridad de Finanzas Públicas de Texas.

“Estoy agradecido por la oportunidad de servir a mi país”, dijo Stanley en un comunicado. “Si se confirma, espero construir una relación aún más sólida entre y Argentina”, según informa el sitio The Dallas Morning News.

El mismo medio destaca que a Stanley le tocó un destino que representa un interesante desafío diplomático y político. “Buenos Aires no es un remanso de bajo riesgo. es una de las economías más grandes del hemisferio, un país devastado por el Covid-19 y la recesión”.

Entre los aspectos más destacados de su carrera se incluye un caso histórico contra una compañía de seguros por incumplimiento de deberes fiduciarios en el manejo de inversiones. En 2015, después de 13 años de litigio y siete opiniones publicadas, el demandado pagó 140 millones de dólares en efectivo y 60 millones de dólares en beneficios económicos futuros, el segundo acuerdo más grande reportado en los Estados Unidos.

El anuncio de la designación de Stanley coincide con la visita del asesor de Seguridad Nacional de EE UU, Jake Sullivan, a nuestro país.

Sullivan viajó a desde Brasil, donde comenzó un proceso de distensión entre la Administración estadounidense con el Gobierno de Jair Bolsonaro, que fue el año pasado un duro crítico de Biden.