El primer ministro israelí, , dialogó hoy por teléfono con el presidente brasileño, , por primera vez desde que asumió su mandato.

Bolsonaro invitó al nuevo primer ministro a visitar Brasil, y Bennett le respondió invitándolo a Israel también.

Según la Oficina del Primer Ministro, Bennett le dijo a Bolsonaro que le encantaría recibirlo en la misión diplomática brasileña en Jerusalem, “cuya apertura fue un primer paso histórico”.

Bolsonaro se comprometió a trasladar la de Brasil de Tel Aviv a Jerusalem, pero hasta ahora solo ha abierto oficialmente una oficina comercial en la capital.

Bennett también dio la bienvenida a la reciente elección de Brasil para el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, debido a su “apoyo firme y duradero a Israel en la arena internacional”.

Ambos líderes acordaron ampliar sus lazos en una variedad de áreas, en particular los campos económico y de alta tecnología.