El Centro de Monitoreo y Lucha contra el en -MCA informó el domingo sobre el incidente en la ciudad de Ploesti, ubicada a unas 50 millas al norte de Bucarest. Varias lápidas, algunas tan recientes como 2009, fueron derribadas. Varias fueron destrozadas.

El jueves, al menos 10 de las 60 lápidas en el cementerio judío de Radvanka, una aldea del oeste de en las afueras de Uzhgorod, según la Comunidad Judía Unida de , uno de los varios grupos de intereses comunitarios. Además, dijo el grupo el viernes, en un cementerio en una ladera sin vallar con césped cubierto de maleza, varias de las lápidas fueron destrozadas.

En ambos incidentes, la policía fue informada de los daños. No hay sospechosos en ninguno de los casos.

En 2012, el Consejo de Europa, un organismo intergubernamental que no forma parte de la Unión Europea, adoptó una resolución no vinculante que asigna la responsabilidad del cuidado de los cementerios judíos a los gobiernos nacionales. La resolución se basó en parte en un informe que decía que los cementerios judíos son «probablemente» más vulnerables que otros cementerios.

Además del vandalismo frecuente, incluso por razones antisemitas, en los cementerios judíos, el informe también señaló casos de cementerios en Europa del Este que se han convertido en “áreas residenciales, jardines públicos, parques de ocio, terrenos del ejército y lugares de almacenamiento; algunos se han convertido en lagos».

Hace dos meses, diez tumbas judías en un cementerio en Belfast, Irlanda del Norte, resultaron dañadas en lo que la policía considera un crimen de odio, informaron varios medios de comunicación.

La policía está analizando todas las imágenes de CCTV de 24 horas antes.

Según el concejal Steven Corr, del Partido Sinn Fein, el incidente es el último de una serie de actos vandálicos en el cementerio.

«Estos increíbles ataques contra las lápidas de los muertos deben detenerse», dijo, según el medio de comunicación local Belfast Live, y agregó que sintió que se trataba de un «objetivo deliberado».

“Los padres deben convencer a sus hijos de que el cementerio no es un patio de juegos ni un lugar para reunirse. Los parques, patios de recreo y canchas están reabriendo y este daño y profanación de tumbas causa un dolor y angustia incalculables a todas las familias que tienen seres queridos enterrados en el cementerio de la ciudad”, agregó.

El incidente fue condenado por otros representantes políticos. Uno, el parlamentario de Irlanda del Norte William Humphery, dijo que estaba «disgustado y consternado al escuchar que diez lápidas judías han sido dañadas» y comentó que «este es un día muy triste para Belfast», informó Belfast Live.

«Los que están detrás de este espantoso ataque antisemita son malvados», continuó. «Un cementerio es un lugar sagrado y debe ser respetado como tal. Los responsables son culpables del más atroz crimen de odio».

Un portavoz del ayuntamiento de Belfast dijo que el ayuntamiento, que opera el cementerio, está trabajando con la policía y tomando medidas para «tratar de abordar los problemas de comportamiento antisocial y vandalismo en el cementerio de la ciudad», según Irish News.

Añadió que: «Como parte de nuestro proyecto del patrimonio del Cementerio de la Ciudad, estamos planeando crear un nuevo centro de visitantes y mejorar las instalaciones. Se espera que el aumento de la afluencia también ayude a disuadir el vandalismo».

En los últimos meses se dieron numerosos episodios de profanaciones de tumbas judías, sobre todo en Europa, pero también en la Argentina.

Así, en marzo, la Asociación Mutual Israelita Argentina, conocida como AMIA, condenó un acto de vandalismo en el cementerio de La Tablada, Provincia de Buenos Aires, en el que se detectó el robo de más de cien placas de bronce de lápidas del lugar.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior“Ya  vendrán tiempos mejores que estos” Carta de Sofía Selma Sharmako
Artículo siguienteCómo trabajan diferentes organizaciones por la paz en Medio Oriente
El mundo judío en español. Noticias de Israel y del mundo judío.