El plenipotenciario de para la diáspora judía, Jaroslaw Nowak, fue destituido tras criticar en una entrevista las leyes del Gobierno polaco que convierten en delito atribuir culpas a este país en el Holocausto y limitan la restitución de bienes a los judíos.

La información fue confirmada por el portavoz de Asuntos Exteriores polaco Lukasz Jasina en un mensaje publicado en sus redes sociales en el que se limita a afirmar que Nowak «fue destituido el día 8 de enero».

Durante una visita oficial a Reino Unido, Nowak, que asumió su cargo en julio de 2021, concedió una entrevista al semanario británico «Jewish News» («Noticias judías»), en la que arremetió contra la política de su Gobierno, en concreto acerca de dos recientes reformas legales relativas a la comunidad judía.

Acerca de una ley de 2018 que impone tres años de cárcel por acusar a de complicidad con los nazis en el Holocausto, Nowak dijo que se trataba de «una de las reformas más estúpidas jamás hechas en cualquier ley».

La ley, que según el Gobierno pretendía «preservar el buen nombre de », fue cambiada unos meses más tarde para eliminar la pena de cárcel, pero se usó para obligar a los historiadores Jan Grabowski y Barbara Engelking a disculparse ante el familiar de un polaco que según los académicos participó en crímenes de guerra junto a los nazis.

En la entrevista, el diplomático explicó que, a su juicio, la discusión sobre este tema debe ser resuelto con debates entre investigadores, y no «por jueces que no tienen conocimientos».

Otro cambio legal introducido en verano de 2021 limitaba las reclamaciones de restitución de bienes en a los últimos 30 años, lo que afectó a los judíos que sufrieron saqueos de los nazis, así como a sus descendientes.

En medio de un intercambio de declaraciones hostiles con el ministro israelí de Exteriores, Yair Lapid, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, afirmó que su Gobierno no pagaría «ni un zloty (moneda polaca), ni un euro ni un dólar por los crímenes nazis».

«Desde que conseguimos la independencia (del régimen comunista) en 1989, nos estamos alejando cada vez más de una solución a este problema. Se trata de un asunto crítico en la percepción de en el extranjero, no puedo subrayar lo suficiente cuán importante es», afirmó Nowak.

El diplomático destituido, que desde hace décadas asesora a en el diálogo con la comunidad judía, afirmó que «en algún momento tendrá que llegar a la conclusión de que hay que hacer algo al respecto. Pero no me parece que se vaya a hacer nada en los próximos dos años, antes de las elecciones». EFE.

FuenteAurora

2 COMENTARIOS

  1. El pueblo polaco es esencialmente antisemita y si colaboro y mucho con los alemanes para destruir el judaísmo y a los judíos en Polonia. No es casualidad que en Polonia se construyeran Auschwitz y Birkenau, que fuera posible el Gueto en Varsovia y se asesinara a casi todos sus ocupantes mediante el hambre, la enfermedad, y la tortura. Varsovia fue destruida por Hitler y sus bestias asesinas y para desgracia de este país, los polacos NO aprendieron nada de esta experiencia y la negación de su responsabilidad es tan grave como la colaboración que prestaron a los nazis.

  2. El pueblo polaco desde hace 400 años, se caracterizó por ser más católico y más antisemita, mi apreciación es que fue cómplice del nazismo después de la invasión, por algo los más importantes campos de exterminios fueron construidos en Polonia y los habitantes sabían perfectamente de eso, al igual de saber en que condiciones se encontraban los judíos en el gueto de Varsovia, es por eso que jamás devolverán los bienes a los judíos ni reconocerán nada al respecto

Responder a Ignaciogroisman Cancelar Respuesta

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorInstituciones educativas privadas, entre las que participa Vaad a Jínuj acuerdan no solicitar pruebas de covid-19 a empleados
Artículo siguienteEntrevista al Rabino que casó a Montaner y Roitman