El profesor israelí Eliezer Rabinovici, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, ha sido elegido 24º presidente de la Organización Europea para la Investigación Nuclear. El CERN cuenta con 23 Estados miembros y es el mayor centro de física de partículas del mundo.

Las áreas de especialización de Rabinovici abarcan desde la teoría de cuerdas hasta la teoría cuántica de campos. Su elección se produjo tras una campaña dirigida por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Embajada de Israel en Ginebra.

El CERN es una organización internacional con sede en que se dedica a la investigación de partículas. Emplea a los mejores físicos del mundo y opera el Gran Colisionador de Hadrones, de 10.000 millones de dólares, que crea colisiones de alta energía de partículas subatómicas.

Israel se unió a él en diciembre de 2013 como única nación no europea. Hasta entonces, el papel del Estado judío había sido el de observador.

Rabinovici, profesor del Instituto de Física Racah de la Universidad Hebrea, fue vicepresidente del CERN de 2014 a 2016 y miembro de su consejo principal durante 16 años.

Científico israelí dirigirá la organización europea de investigación nuclear CERN
El científico israelí tomará posesión de su cargo en enero por un periodo de un año. Los estatutos del CERN establecen que el mandato del presidente puede renovarse dos veces. Los anteriores jefes de consejo del CERN han servido durante tres años, por lo que es probable que el puesto de Rabinovici sea de tres años.

“A lo largo de mis 16 años como miembro del Consejo del CERN, me ha cautivado una y otra vez el compromiso, la colaboración y los conocimientos de las personas que trabajan juntas por la misma misión”, declaró Rabinovici a los medios de comunicación locales.

“Me siento honrado de que el Consejo me haya elegido como su próximo presidente, y agradecido de tener la oportunidad de servir a la comunidad científica del CERN, a los Estados miembros y a los Estados miembros asociados”.

El presidente felicitó a Rabinovici por su elección, diciendo: “Este es un increíble logro personal para usted, un gran avance para la ciencia israelí y un gran honor para el Estado de Israel”.