Diario Judío México - Hasta agosto de este año se han presentado cerca de 2.673 sefardíes colombianos al proceso de nacionalización española. A nivel mundial, en este mismo lapso, la cifra ascendió a 60.226, pero con la finalización del plazo para presentarse, en septiembre se vio un alza de solicitudes con la apertura de casi 50.000 procesos, según información del Ministerio de Justicia de .

Contando solo el proceso de los colombianos que quieren tener la nacionalidad española, el país vasco tuvo ingresos por cerca de US$8,3 millones, pues se estima que con los trámites y el viaje para terminar el proceso cada persona gastó un promedio de US$3.105. Al hacer las cuentas por los más de 100.000 judíos procedentes de más de 60 países que habrían pedido ser españoles, el ingreso podría ascender a US$310,5 millones.

Este procedimiento inició hace casi cuatro años con la Ley 12 de 2015, conocida como la Ley de los Sefardíes, con la que el país busca reparar las injusticias cometida con los judíos que fueron expulsados por los reyes católicos hace más de cinco siglos, sin embargo, al principio no fue un procedimiento fácil, pues fue criticado por sus trámites engorrosos y en el primer año solo se presentaron menos de 2.500 peticiones.

Aun así, sigue siendo un proceso largo que puede durar tramitándose casi un año, es por ello que de las más de 60.000 peticiones que recibió el Consejo General del Notariado con corte de agosto, solamente 26.290 habían llegado hasta el Ministerio de Justicia español para ser estudiados, pues los aspirantes que quieran presentarse, deben hacerse un estudio genealógico que en puede costar cerca de $700.000, así como un examen de conocimientos constitucionales y socioculturales de y certificados tanto de la comunidad judía de como de la comunidad judía de su país.