Oficiales palestinos

  1. Durante la conferencia del Comité Central del Fatah (22.08), en la cual se conmemoraron los 47 años del incendio en la mezquita de Al-Aqsa, dijo Abu Mazen que la mezquita de Al-Aqsa es una “línea roja” y que los palestinos seguirán actuando en la arena internacional para lograr sus objetivos. El portavoz de la presidencia de la Autoridad Nacional Palestina, Nabil Abu Radina, dijo que entre otras cosas el comité discutió sobre los peligros de “judaización y partición” de la mezquita de Al-Aqsa. Además agregó que el comité resaltó la responsabilidad nacional, árabe, islámica e internacional de defender los lugares sagrados para el Islam y el y llamó a agotar todas las posibilidades de forma “oficial, popular, árabe, judicial e islámica” para presionar a Israel y evitar que causen daños a la mezquita. (Maan, 23)
  2. En un discurso pronunciado en la reunión de ministros de la OIC en la ONU (24.09), advirtió el Ministerio de Relaciones Exteriores palestino, Riad al-Malki, sobre la posible división en zonas y tiempos de rezo, del Monte del Templo. Declaró que Jerusalén está en un peligro al que el pueblo palestino no puede hacer frente solo y que necesita ayuda contra “las herramientas ilegales y destructivas” de Israel para poder garantizar el respeto a los lugares sagrados en Jerusalén, incluyendo el Monte del Templo. Llamó a otorgar apoyo político, judicial y económico a los palestinos. (Maan, 24)
  3. El Ministro para Asuntos de Jerusalén, Adnan Aljasini, llamó (Palestin Online, 18.08) a la UNESCO a actuar contra las excavaciones que dice que Israel está haciendo en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Entre otras cosas declaró que Israel realiza excavaciones debajo de Jerusalén y la Mezquita de Al-Aqsa (según el desde Silwan hasta la Puerta de Damasco) para judaizar Jerusalén y encontrar pruebas a su favor en la región. Además señaló que a pesar de los esfuerzos israelíes de “falsificar la historia y los lugares históricos palestinos” en la zona, Israel falló. Señaló el aumento constante, según él, en la construcción de asentamientos en Jerusalén y sus alrededor, con el objetivo de aumentar el número de judíos en ella. Señaló que el número de “asentadores” en Jerusalén llegó a 220.000. El número de palestinos, según el, es de 350.000. Además señaló que grupos judíos extremistas intentan de forma sistemática aplicar planes para apoderarse de Jerusalén y la mezquita de Al-Aqsa y preparan proyectos para destruir la mezquita y construir el Templo sobre sus ruinas. En este contexto recordó una organización bajo el nombre “La Coalición de Organizaciones del Templo”, que busca llevar a cabo su plan de destruir la mezquita y construir el Templo sobre sus ruinas en un periodo de 3 años. Según declara, la organización sólo espera una decisión gubernamental en el asunto y ya preparó los planos y mapas para construir el Templo. Además señaló que Israel aprovecha el hecho de que el mundo árabe y la comunidad internacional están ocupados en sus asuntos internos, y así lleva a cabo sus planes en Jerusalén y la mezquita de Al-Aqsa, continuando con su política de demolición de casas e imposición de impuestos para así fomentar el abandono de los habitantes locales originales. Señaló que existe una decisión gubernamental de cambiar el Status Quo en Jerusalén.
  4. El ex-Primer Ministro palesitno, Ahmed Qurei, advirtió (en una entrevista a “El´ad”, 15.09) de las actividades incesantes para “judaizar” Jerusalén, afirmando que Israel asignó para esto billones de shekels. Dijo que Jerusalén sufre de la agresividad que se ve expresada en la ocupación y en asentamientos sin precedentes. Indicó que Israel busca dañar el patrimonio e historia de Jerusalén.

 

המופתי הפלסטיני

El Mufti de Jerusalén

  1. El Mufti de Jerusalén, Muhammad Hussein, llamó (durante su discurso del viernes, 10.09) a los musulmanes a subir a la mezquita de Al-Aqsa, condenando los “planes” de Israel contra la mezquita y las repetidas “invasiones” de israelíes a su interior, resaltando que la mezquita pertenece solamente a los musulmanes. Dijo: “Llamamos desde este podio a todos los musulmanes – gobernantes, países, gobiernos y pueblos – llegó el momento, acercándose el momento del gran Hajj, cerca de la Kaaba en el monte Arafat (un monte cerca de Meca, una de las estaciones en la peregrinación) y en la planicie de la sagrada mezquita de Al-Aqsa. Llegó el momento, ya que como ustedes saben, la primera dirección de plegarias fue hacia la mezquita de Al-Aqsa, la segunda hacia la Meca y la tercera a la mezquita del Profeta (en Medina). Llegó el momento de que esta nación asuma la responsabilidad de preocuparse y defender estos lugares sagrados, dedicando a esto todos los medios necesarios, en todas las regiones…”
  2. El 24.08 advirtió el Mufti sobre el peligro de que “rodeen” a la mezquita de Al-Aqsa con una fila de sinagogas y Yeshivot (centros de estudios rabínicos). Condenó la decisión de Israel de construir el “núcleo”, según él dice, a una distancia de cien metros de la mezquita en su lado occidental. Declaró que este tipo de acciones, que buscan “judaizar”, sólo contribuyen al odio en la región y pueden llevar a una guerra religiosa, de la que no se pueden prevenir sus consecuencias. Advirtió sobre el cercamiento de la mezquita, como fue dicho, y de la eliminación de cualquier vestigio islámico y árabe en Jerusalén y las zonas palestinas alrededor. Esto, según él, como parte de una política coordinada para imponer hechos en el terreno. Volvió y resaltó que Jerusalén tiene una identidad islámica y árabe y que Israel no va a lograr borrar este hecho. Llamó a los pueblos árabes y musulmanes y a sus líderes para que actúen para evitar la “agresividad” de Israel en la mezquita y en los lugares islámicos. Llamó a todo el que pueda a llegar a la mezquita para defenderla (Al-Ayyam, 24.08)
  3. En una rueda de prensa en la vecindad de A-Tor, en conmemoración de los 47 años del incendio en la mezquita de Al-Aqsa, el Mufti palestino, Muhammad Hussein, dijo que cada centímetro, resto y baldosa de Jerusalén es árabe. Esto, según él, a pesar de que Israel intenta mostrar Jerusalén como su capital eterna y como una ciudad en la que no hay ningún vestigio de la cultura árabe e islámica. Agregó: “Estoy convencido de que el gran sacrificio que hace nuestro pueblo siempre y a través de los años, es una clara muestra de que este pueblo nunca abandonará la mezquita de Al-Aqsa, los lugares sagrados para el Islam y el ni la identidad árabe, islámica y palestina de Jerusalén, ciudad del amor, la justicia, la paz, y la tolerancia, a los que la ocupación les cambió el significado, intentando verter sobre la ciudad un carácter racista que va en contra de todas las leyes divinas y de todos los tratados internacionales”. (AlJaber, 21.08)
  4. En otro reportaje (Al Jazeera.net, 21.08) fue escrito que durante la rueda de prensa en Jerusalén dijo el Mufti, Muhammad Hussein, que el incendio de la mezquita de Al-Aqsa no ha cesado desde hace varias décadas y continúa hoy en día de una forma diferente: a través de las acciones de Israel y las intenciones de grupos judíos extremistas de incendiar nuevamente la mezquita y destruirla para construir su Templo. Llamó a la OIC a tomar responsabilidad de defender la mezquita y prevenir que se siga quemando.

Instituciones Religiosas

  1. En un comunicado en su nombre (21.08) dijo el instituto “AlQuds” internacional que hay muchas amenazas de incendiar la mezquita de Al-Aqsa y que esto tiene consecuencias peligrosas, entre ellas su partición y la imposición de una administración israelí sobre la mezquita. Señaló que existe una “guerra existencial que busca borrar la identidad árabe islámica e imponer una identidad judía sionista en su lugar”. Continuó: “La ideología sionista respecto a la sagrada mezquita de Al-Aqsa se revela en los intentos de imponer una división por tiempos e imponer igualdad entre musulmanes y judíos extremistas en lo que respecta a los tiempos de entrada a la mezquita y a las festividades. Asimismo en el intento de imponer un rol directo de Israel sobre la mezquita, aplicando presión sobre el Waqf jordano para que lo acepte o imponiéndole esto bajo fuerza”. Además señaló que la Intifada logró equilibrar la balanza de disuasión frente a Israel, mostrando que tienen una razón para temer. Esto, según la organización, después de que el liderazgo israelí creyera que el balance de poder regional e internacional le permitiría hacer lo que quisiera en la mezquit de Al-Aqsa. Llamó a continuar las “actividades palestinas” (como parte de la Intifada) señalando que son “muy efectivas y que pueden disuadir a la ocupación (y expulsarlo) de nuestros lugares sagrados y nuestras mezquitas”. Mostró su admiración al apoyo jordano en la defensa de la mezquita y le pidió que ayude a proveer defensa a las delegaciones de peregrinos y los defensores de Al-Aqsa. Resaltó que no se puede llevar a una normalización con Israel, debido a sus deseos de dividir la mezquita de Al-Aqsa y gobernar sobre ella. (Al Jazeera.net, 21.08)
  2. “El comité Islámico Cristiano para la victoria de Jerusalén y los lugares sagrados” (fue fundado en marzo del 2007 y en el 2008 pasó a ser una institución que actúa en nombre de la OLP y que está directamente bajo el mando de Abu Mazen)
    , aseguró (en un comunicado en su nombre, 21) que la ocupación de Jerusalén, la prohibición a los creyentes de entrar a la mezquita de Al-Aqsa y sus “agresiones” a través de excavaciones y judaización, constituyen una “continuación de su incendio hace 47 años”. Destacó que las autoridades de la “ocupación” incendian la mezquita de forma diaria. Según sus declaraciones, los túneles excavados, las agresiones de los asentadores y el establecimiento de “nidos de asentamientos”, vienen junto al fuego del incendio y el extremismo, que buscan lograr el gran objetivo del país ocupador de destruir la mezquita de Al-Aqsa y erigir sobre sus ruinas el Templo. El Sec. General del Comité, Jana Issa, dijo que el incendio de la mezquita hace 47 años fue sólo el comienzo de un plan inclusivo y peligroso para judaizar la mezquita y dominarla completamente (Al Jazeera.net, 21)

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPM Netanyahu statement following today’s UNESCO decision
Artículo siguienteLa conexión histórica del pueblo judío a Jerusalén
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.