El comisionado de Berlín para combatir el antisemitismo, Lorenz Korgel, dijo al Jerusalem Post el miércoles que está a favor de la prohibición de toda la organización terrorista antisemita Hezbolá en Alemania.

Un portavoz del Ministerio de Justicia de Berlín dijo al Post que Andreas Geisel, el ministro del Interior de Berlín, está examinando una prohibición de la marcha anual del Día de Al Quds en Berlín, organizada por el régimen iraní y Hezbolá.

Geisel se ha negado a probar la ley para implementar una prohibición del programado Día de Al Quds de mayo, una manifestación y marcha anual en el corazón de Berlín que llama a la destrucción de Israel y sus casi 7 millones de judíos.

Korgel se convierte en el segundo comisionado de antisemitismo del Estado alemán en instar a la canciller a que proscriba a Hezbolá como entidad terrorista. Uwe Becker, el comisionado del estado de Hesse, fue el primer comisionado en pedir a la administración de Merkel que designara a Hezbolá como movimiento terrorista. Félix Klein, el comisionado federal para la lucha contra el antisemitismo, se ha negado a responder a las múltiples preguntas del Post sobre la prohibición de Hezbolá.

El Dr. Efraim Zuroff, el jefe de los cazadores de nazis y experto en antisemitismo de la oficina del Centro Simon Wiesenthal en Jerusalem, dijo al Post el año pasado que Felix Klein y la comisionada de la Unión Europea para luchar contra el antisemitismo, Katherina von Schnurbein, deberían declarar públicamente que todo el movimiento de Hezbolá debería ser prohibido en Alemania y en la Unión Europea. Von Schnurbein y Klein, en relación con la prohibición de Hezbolá, han guardado silencio en medio del creciente antisemitismo en Europa y Alemania.

Hezbolá ha asesinado a judíos durante décadas en Europa, incluyendo operativos de Hezbolá que hicieron explotar un autobús de gira israelí en Bulgaria en 2012, asesinando a cinco israelíes e hiriendo a otros 32.

El rabino Cooper, decano asociado del Centro Simon Wiesenthal dijo al Post: “¿Dónde está la canciller Merkel? ¿Cómo puede permitir que viciosos operativos antisemitas de Hezbolá operen en las calles de Berlín para avivar las llamas del odio teológico y político que es el Día de Al Quds?”.

Merkel y su ministro del interior Horst Seehofer han rechazado los llamamientos urgentes del gobierno de Estados Unidos e Israel, así como de la comunidad judía de su país, para clasificar a Hezbolá como una organización terrorista extranjera y prohibir la marcha del Día de Al Quds.

Los Estados Unidos, Canadá, los Países Bajos, Reino Unido, Israel y la Liga Árabe, y varios países de América Latina han clasificado toda la organización de Hezbolá como una entidad terrorista.

Alemania, donde 1.050 miembros de Hezbolá recaudan fondos y reclutan nuevos miembros, sólo ha proscrito el llamado “ala militar” de Hezbolá.

La UE se ha limitado a prohibir también el “ala militar” y a permitir que la estructura política de la organización funcione en Europa.