Diario Judío México - Una prueba que comenzará en los próximos días tomará muestras de las voces de los portadores y pacientes diagnosticados con el virus COVID-19, utilizando una aplicación móvil desarrollada por la empresa emergente israelí, Vocalis Health. Estas muestras de voz se analizarán utilizando un algoritmo basado en AI para identificar la ‘huella digital’ vocal única de portadores y pacientes. Esta información será útil tanto en el diagnóstico temprano como en el monitoreo de pacientes para detectar el deterioro o la mejora de su salud.

El Equipo Nacional de Emergencia dirigido por el Director del DDR & D, Brig. Gen. (Res.), Dr. Dani Gold continúa identificando y desarrollando soluciones tecnológicas avanzadas para ayudar a combatir la propagación del virus COVID-19. El equipo está llevando a cabo una prueba con la empresa israelí Vocalis Health, fundada por el Sr. Tal Wendrow y el Dr. Shady Hassan. La compañía está desarrollando una plataforma basada en inteligencia artificial que rastrea y monitorea problemas de salud a través del muestreo de voz para detectar síntomas de virus relacionados con el sistema respiratorio del paciente.

Esta prueba de voz es el resultado de la colaboración entre la Dirección de Investigación y Desarrollo de Defensa (DDR & D), en el Ministerio de Defensa, la nueva empresa israelí Vocalis Health del fondo de riesgo Moon, los Centros Médicos Rabin y Sheba, el Centro Académico Afeka y grupos de investigación adicionales. de la comunidad académica y las FDI.

En el marco del estudio, se recopilarán grabaciones de voz de operadores, pacientes y del público en general a través de una aplicación móvil. Estas grabaciones se someterán a un análisis de datos utilizando redes neuronales. El propósito de este estudio es desarrollar un algoritmo único basado en el aprendizaje automático y las características de sonido para realizar evaluaciones médicas iniciales y para controlar los síntomas y las condiciones de los pacientes.

La ventaja de este sistema de monitoreo es que puede realizarse desde lejos, para prevenir la propagación de la enfermedad y la sobrecarga del sistema nacional de salud.

La investigación se lleva a cabo en colaboración con instituciones médicas en Israel y en el extranjero, incluidos los Centros Médicos Sheba y Rabin, los hospitales Beilinson y Sharon, la Dirección de R&D en DDR & D, dirigida por Brig. Gen. Yaniv Rotem en IMoD, instituciones académicas como el Colegio de Ingeniería de Afeka y las FDI. Los resultados preliminares del estudio se esperan dentro de 4-6 semanas.

FuenteMinisterio de Defensa de Israel
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorRenuncia Yuli Edelstein, presidente del parlamento israelí
Artículo siguienteUn escenario irreal en Israel que parece real