Diario Judío México - En la esquina de Chacabuco con Santo Domingo, en plena comuna de Santiago, se encuentra un paño de unos 3 mil m2  que puede convertirse, a miles de kilómetros de Medio Oriente, en un símbolo de paz y unidad entrejudíos y . No es casualidad que la iniciativa se lleve a cabo en , donde desde hace décadas residen nutridas comunidades de ambas denominaciones.

Hoy,el Ministerio de Bienes Nacionales, en representación por el secretario de Estado, Felipe Ward, les hizo entrega a ambas comunidades de un terreno fiscal que permanecía tomado ilegalmente, y que fue recuperado en el marco de la “Operación Rescate”. Esta iniciativa busca recobrar y poner en valor inmuebles que permanecen ocupados o abandonados.

En el caso de este espacio, situado en esa céntrica esquina, el objetivo será construir un lugar de encuentro y de fomento de la paz, el diálogo y la coexistencia.

Cerca del Museo de la Memoria

“Cuesta a veces creer que desde una ceremonia o una primera piedra vamos a poder construir una plaza del encuentro, pero yo lo veo así. Lo veo en sus proyectos y en lo que han hecho en el pasado”, aseguró Ward.

“No tengo ninguna duda de que hoy estamos haciendo un buen uso del suelo fiscal. Estamos soñando y creyendo en un proyecto que esperamos se concrete”, añadió el titular de la cartera.

La iniciativa tiene como objetivo dar valor a un barrio que hoy es conocido por la difusión de la cultura. En el sector se encuentra, entre ellos el Museo de la Memoria, que también se encuentra construido en un terreno que es bien nacional.

Mitad y mitad

De acuerdo a lo que se planifica hasta ahora, el proyecto musulmán es gestionado por descendientes de chiíes llegados a . Su iniciativa consiste en la construcción de un  Centro Cultural Árabe-Islámico, con una superficie de 1.500 m2.

La edificación se enfocará en la difusión del arte, la religión y el aporte de su cultura en áreas como la medicina, astrología, matemática y la poesía. Además, el centro cultural contempla un espacio de oración para los vecinos que lo deseen.

Se estima que la construcción será entregada en un plazo máximo de dos años y con una inversión estimada en más de $2.484 millones.

Por su parte, el objetivo de la comunidad judía es construir un Museo Memorial, en conmemoración de las víctimas del Holocausto con un enfoque centrado en la visión desde América Latina de esta tragedia histórica. Este proyecto también tiene como plazo máximo dos años y en la misma superficie. Sin embargo, el valor sería superior, ya que se calculan 250 mil UF, lo que equivale a $6.900 millones.

“Un regalo para el mundo”

Durante la ceremonia asistieron sobrevivientes del Holocausto. Representantes de la comunidad judía encendieron las “Siete Velas de la Menorá”, símbolo de esa religión.

El senador Francisco Chahuan consideró que la iniciativa constituye “un proyecto emblemático que permite en un predio fiscal levantar en un mismo lugar un centro cultural islámico y un centro judío. Diría que es único en el mundo, con el objetivo de enfatizar que la tolerancia y la paz sean la guía. Esto habla de lo que ha sido la cultura de la paz, el encuentro y la mirada colectiva en respeto de la diversidad. Es un regalo para el mundo”.