Diario Judío México - El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) rechazó el recurso del presidente de la Federación de Fútbol (PFA), , y confirmó la decisión de la FIFA de suspenderle durante un año, hasta el próximo 23 de agosto, por hacer unas declaraciones que incitaban al odio y la violencia.

Rajoub hizo unas declaraciones previas a un partido amistoso que iba a jugarse el 9 de junio de 2018 en Jerusalén entre  y , que finalmente se anuló, en las que incitaba a los aficionados al fútbol a quemar camisetas y fotografías de .

La Comisión de Disciplina de la FIFA le prohibió en julio pasado y por un periodo de doce meses participar en cualquier partido o competición durante dicho periodo, por incumplir el artículo 53 de su código disciplinario, y le impuso una multa de 20.000 francos suizos.

Esta decisión fue ratificada posteriormente por el Comité de Apelación de la FIFA, tras lo que el dirigente sancionado acudió el último noviembre al TAS para pedir la anulación de su sanción.

El TAS confirmó este jueves que la audiencia sobre el caso se celebró el 16 de mayo en Lausana y que el fallo del tribunal fue mantener la sanción en los términos dictados por la FIFA, por considerar que es responsable del incumplimiento del Código Ético y no ha habido ninguna irregularidad durante el procedimiento.

La Asociación de fútbol decidió días antes del partido cancelar el mismo por las amenazas recibidas por su selección, en concreto dirigidas a Leo Messi y su familia.

La Federación Israelí anunció una queja formal después de que el presidente de la Federación , Jibril Rayoub, encabezara una campaña para pedir a que no disputara el encuentro porque, según argumentaba, “normalizaba la ocupación” israelí de la parte este de Jerusalén, reivindicada como capital de su Estado, a pesar de que el partido se iba a jugar en un estadio en el oeste de la ciudad.