Diario Judío México - El cónsul general de en , Lior Haiat, alertó sobre un “aumento del antisemitismo” en el mundo y lo “peligroso” de legitimarlo a través de las redes sociales al tiempo que cuestionó la campaña de boicot, desinversiones y sanciones (BDS) contra el Estado de .

En una entrevista con la Agencia de Noticias AJN, Haiat, afirmó que el ataque antisemita ocurrido en una sinagoga de Pittsburg, que tuvo un saldo de 11 muertos y varios heridos, hizo “recordar la razón de la existencia del Estado de ” como “un refugio verdadero para todos los judíos”.

“Lo ocurrido en Pittsburg nos hace recordar la razón de la existencia del Estado de . Cualquier lugar del mundo donde un judío es asesinado solo por ser judío nos hace recordar que el Estado de se creó para que exista un refugio verdadero para los judíos de todo el mundo”, dijo.

Por eso, Haiat aseveró que “cuando un judío piensa que el lugar donde vive no es seguro está el Estado de para recibirle”.

Consultado sobre la posibilidad de un aumento en la discriminación hacia los judíos, el diplomático respondió que “el antisemitismo está en todo el mundo como está en Estados Unidos, no es nuevo”.

“Lo que es nuevo es la legitimidad que algunos le dan al antisemitismo que creemos que es peligroso por esos hechos que estamos viendo en los últimos días”, advirtió, para agregar que “si uno le da legitimidad al antisemitismo del boicot a Israel, se está en un problema”.

“Tenemos que luchar contra cualquier tipo de antisemitismo”, enfatizó Haiat, quien reclamó “un cambio en la sociedad, en todo el mundo, no solo en Estados Unidos” para combatir este flagelo.

En este contexto, el cónsul alertó que el antisemitismo “crece en Europa como en América Latina”.
“No quiero conectarlo con el tema político pero si con temas sociales porque cuando las redes sociales le dan voz a ese mensaje antisemita en parte lo que hacen es legitimarlo. Hay actos antisemitas en las redes sociales”.

Para Haiat, el atentado a la sinagoga de Pittsburg generó “un antes y un después” en las comunidades judías de Estados Unidos, ya que a su entender “esa burbuja de seguridad” en la que vivían “explotó y ahora tienen que aceptar que viven en una realidad diferente”.

“Tener seguridad es parte de nuestra vida, el hecho de ser judío nos pone en un lugar de peligro y hay gente que nos quiere atacar y hay que entender cómo vivir con esa situación y en el sur de Florida, las comunidades judías lo entendieron muy bien”, agregó.

Incluso apuntó que “si un antisemita puede entrar a una sinagoga y matar once personas nos pone a todos en peligro”.

El diplomático explicó que más allá de lo ocurrido en Pittsburg y de los actos en solidaridad con las víctimas, “es el tiempo de análisis de las comunidades judías y estamos aquí para ayudarlos y darle nuestra experiencia”.
El Consulado General de Israel en trabaja como una extensión de la Embajada de Israel en Washington para mejorar las relaciones con Estados Unidos y asiste a Florida, Alabama, Mississippi y Puerto Rico.

“Trabajamos con la comunidad judía, evangelista y también los hispanolatinos como así también con las universidades y con los dirigentes políticos. La razón de estar aquí es para tener una influencia política en el apoyo de Estados Unidos a Israel”, puntualizó.

La comunidad judía del estado de Florida es una de las más grandes del mundo fuera de Israel, para ser más preciso es la tercera con unos 750 mil judíos, solo superada por las de Nueva York y Los Ángeles.

Haiat, quien también representó a Israel en España y Argentina antes de desembarcar en , aclaró que sólo en el sur de la Florida residen unos 600 mil judíos y comentó que “en el verano como en el invierno se duplica porque vienen de Chicago y Canadá” a hacer turismo.

“Esta es una comunidad muy fuerte, muy sinonista, y conectada a Israel”, destacó el cónsul, quien apuntó que “más del 60 por ciento de la comunidad visitó Israel al menos una vez” y comentó que en ese porcentaje se eleva al 80 por ciento”.

Haiat contó que con motivo del 70 aniversario del Estado de Israel unas 850 personas viajaron desde Florida “siendo la delegación más importante de una comunidad judía en la historia”.

Siempre en diálogo con esta agencia, el diplomático destacó el trabajo realizado con los movimientos evangelistas que, según su interpretación, son “uno de los motores políticos” del respaldo de Estados Unidos a Israel.

“Trabajamos intensamente con las iglesias evangélicas. Es más, estuve en más iglesias que en sinagogas contando la realidad de Israel”, sostuvo Haiat, quien comentó que “estamos en una nueva etapa buscando los puntos en común que son la mayoría, pese a la lectura diferente de la Biblia”.

Consultado sobre la decisión del presidente Donald Trump de mudar la embajada norteamericana a Jerusalem, el cónsul expresó que “obviamente que celebramos ese gesto que demuestra la amistad y al poyo de Estados Unidos a Israel”, pero aclaró que “vino un poco tarde ya que lo deberían haber hecho hace 70 años”.

“Apreciamos mucho la decisión de Trump y muestra el liderazgo de Estados Unidos en los foros internacionales”, aseveró Haiat.

En este sentido, el diplomático hizo “un llamado a todos los países del mundo a hacer lo mismo” que Estados Unidos porque “Jerusalem es la capital de Israel”.

“Cada país puede tomar decisiones no quiero hablar de las decisiones políticas, pero el hecho de no reconocer a Jerusalem como nuestra capital es una manera muy equivocada de ver la realidad y además demuestra que no ayuda al proceso de paz”, sostuvo.

Haiat remarcó, por último: “Jerusalem va a seguir siendo nuestra capital por siempre, si los palestinos siguen pensando que hay manera de presionar a Israel deben saber que son un pueblo que nunca van a cumplir su sueño”.