Hallazgos arqueológicos en Israel han arrojado luces sobre Yavne, una antigua ciudad que sirvió de refugio para las autoridades judías tras la caída de Jerusalén durante una rebelión contra el dominio romano.

La excavación desenterró las ruinas de un edificio con copas hechas de piedra caliza, un material considerado apropiado para los ritos religiosos judíos, lo que apunta a la presencia de la asamblea legislativa del Sanedrín en el exilio, dijo la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Citada por el historiador romano Josefo, Yavne fue un centro de actividad judía. Según las escrituras judías, el Sanedrín se reconstituyó allí con el consentimiento de los romanos durante una rebelión que condujo a los combates del siglo II en Jerusalén.

"Se trata de una voz directa del pasado, de la época en que los dirigentes judíos salvaron los fragmentos que quedaban de la caída del Templo (de Jerusalén)", dijo la Autoridad en un comunicado.

También se descubrió cerca del lugar un cementerio con docenas de tumbas, incluidos sarcófagos, y más de 150 frascos de vidrio colocados encima de las tumbas, que, según la Autoridad, probablemente se utilizaban para almacenar aceites aromáticos. (Escrito por Dan Williams; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Fuenteinfobae

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa victoria de la luz sobre la oscuridad
Artículo siguienteRezo en Memoria del Sr. Laurence Wellman Karp Z”L