Diario Judío México - El cónsul general de en el Sur de y jefe de la delegación en , Peleg Lewi, afirmó que en ese país estimaron que hasta mediados de marzo no podría comenzar a recuperar su funcionamiento normal tras la epidemia de que va a ingresar en su cuarta semana y se estima que hay cerca de 1.400 muertos.

«Estamos pasando la tercera semana de esta crisis y por un lado los números siguen aumentando de manera alta, ya superamos los 60 mil casos y el número de muertos también se incrementa. Por otro lado, esta epidemia está complicando dos o tres sectores de y el resto del país está tratando de volver a la normalidad», describió el diplomático en declaraciones a la Agencia de Noticias AJN.

Lewi explicó que «el pueblo chino está demostrando que es fuerte», ya que según apuntó, se mantiene ordenado y cumple con las indicaciones de las autoridades de mantenerse en sus casas.

«El gobierno chino con mucha inteligencia y con mucha preocupación está tratando por un lado de mantener la pública y por el otro empujar para que la parte productiva se vuelva a poner en marcha», destacó.

A continuación los tramos más destacados de la entrevista con Peleg Lewi:

-AJN: ¿Cómo describe la situación que se vive en ?
-P.L: Estamos pasando la tercera semana de esta crisis y por un lado los números siguen aumentando de manera alta, ya superamos los 60 mil casos y el número de muertos también se incrementa. Por otro lado, esta epidemia está complicando dos o tres sectores de y el resto del país está tratando de volver a la normalidad. Uno no puede imaginar la situación, pero la economía más grande del mundo está paralizada desde hace tres semanas. Las fábricas de que son proveedoras de gran parte del mundo no están entregando sus productos y esto está afectando a la economía mundial. El gobierno chino con mucha inteligencia y con mucha preocupación está tratando por un lado de mantener la pública y por el otro empujar para que la parte productiva se vuelva a poner en marcha.

-AJN: La información que se recibe es que por ejemplo Wuhan se ha convertido en un pueblo fantasma. Nos puede decir, ¿cuál es la realidad de estas ciudades?
-P.L: Le doy el ejemplo de , una ciudad de 15 millones de habitantes, y no hay mucha gente en la calle. En el edificio donde funciona el consulado estimo que entre el 30 y 40 por ciento de las oficinas volvieron a trabajar. Nosotros trabajamos con precaución. Al consulado no van todos los empleados. Hacemos turnos, uno de cada sección porque la mejor manera de mantener lejos de la epidemia es no estar en contacto con la gente. Pero la vida sigue, la gente tiene que comer, tiene que ir al supermercado, por lo que es una situación bastante frágil. No se puede decir que se vuelve a la normalidad hasta que estén cerradas todas las secuelas, algo que se estima no será como mínimo hasta mediados de marzo. Todo está cerrado.

-AJN: ¿Cuál es el ánimo entre la gente?
-P.L: El pueblo chino está demostrando que es fuerte. No hubo hasta el momento, al menos no trascendió, problemas de orden público. No se vio gente comprando comida desesperada y se mantienen las reglas porque no salen de la casa. Pero esto es una presión porque está con la familia con dos o tres niños encerrados tres semanas en su casa. No es fácil.

-AJN: ¿Cómo vive usted personalmente la situación?
-P.L: Nuestra cancillería nos dio la opción de salir del país. Hay familias que quisieron irse y mi pareja está aquí conmigo. Pero como dijo el canciller y el director general la nuestra está por encima de todo. Si hay un problema crítico nuestra vida vale más que todo. En este momento de crisis tenemos que mostrar quién es una buena amistad. Mi primera preocupación fue por los ciudadanos israelíes que siguen estando acá y les seguimos dando servicio porque este es el momento en que todos los problemas salen. También tenemos que ayudar a las empresas israelíes que están aquí. Tenemos que demostrar a los chinos que acá estamos y no nos vamos a ningún lado.

-AJN: Igualmente, ¿es conciente del enorme riesgo de estar ahí?
-P.L: Claro que sí.Incluso el Estado de aconsejó que no estemos aquí. La mayoría de los israelíes que se quedaron es porque están casados con chinos o chinas, sus familias están acá y no quieren abandonarlas. Tomamos nuestros riesgos, pero son calculados.

-AJN: ¿Tiene alguna cifra de cuántos israelíes residen en el país?
-P.L: En épocas normales hay varios de miles israelíes viviendo en , en Hong Kong hay muchos más israelíes. La gran mayoría se ha ido, solo quedaron entre 200 y 300 israelíes que son gente de negocio que tienen sus familias aquí. Las universidades están cerradas por lo que estimamos que no hay estudiantes. No hay negocios y los que se pueden hacer se hacen por internet por lo que no hay ninguna razón para quedarse.

-AJN: ¿Qué asistencia puede brindar a China?
-P.L: Varias organizaciones ONGs y empresas que tienen relaciones con China enviaron muchas donaciones. Cada donación que pueda hacer es una gota en el mar.El primer ministro Netanyahu dio instrucciones para que se hagan todos los esfuerzos para encontrar alguna solución a este virus. Lo que si estamos ofreciendo, porque tiene valor agregado, es cómo mantener la metal de una nación o una comunidad. que ha sufrido durante 70 años está siempre en una situación de crisis. Tenemos antecedentes en todos los sistemas de atención para la familia y para los niños porque como ya dije, una familia que está encerrada durante tres semanas, un mes o un mes y medio, los chicos van a tener traumas, efectos post-traumático y esto es algo que podemos dar por experiencia. ONGs israelíes ya lo han hecho en países como Japón, en Filipinas, en México y en eso creo que es algo que puede hacer y mucho.

-AJN: ¿Cuáles son los temas que se tratan en China hoy?
-P.L: Los temas son la epidemia, las estadísticas. No hay especulaciones porque China es un país bastante especial en temas de comunicaciones. No obstante, el gobierno chino está actuando de una manera abierta dando mucha información. Ellos dicen que la falta de conocimiento es el peor enemigo, la histeria y el pánico son los peores enemigos, cuando la gente sabe más es mejor. Hay mapas y aplicaciones que permiten saber dónde hubo un caso de enfermedad en tu barrio.

-AJN: ¿Mantiene diálogo con otros diplomáticos?
-P.L: Sí. La mayoría estamos viviendo en la misma zona y como todo está cerrado lo que hacemos es encontrarnos con amigos. Anoche estuvimos con el cónsul general uruguayo que es vecino. Estamos todos en la misma situación y creo que nadie da un paso sin consultar con los demás.

-AJN: ¿Hay un vestigio de optimismo?
-P.L: Creo que sí.Si uno mira Wuhan que es el epicentro y otra provincia más los números siguen subiendo pero de manera muy baja. En la ciudad de es de cuatro casos por día. El parámetro sigue subiendo pero de una manera más modesta.

-AJN: Por último, ¿por qué cree que está ahí?
-P.L: Es mi deber. La vida diplomática no es como muchos piensan de cocktail en cocktail, pero estoy aquí porque es mi deber.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorNetanyahu llamó a Zuckerberg para que Facebook “garantice la imparcialidad durante las elecciones”
Artículo siguienteDescanse en paz el Sr. Adolfo Berman Epelbaum Z”L
La Agencia Judía de Noticias durante 10 años fue la principal fuente de información sobre Israel y la política comunitaria. Sus notas y entrevistas fueron levantadas por los principales medios y agencias periodísticas del mundo. Luego de haber cumplido una década desde su creación, cambió su nombre a Agencia AJN y se lanzó a una nueva etapa de expansión internacional, para ser líder en la producción de noticias de Medio Oriente en español con base en Buenos Aires. La Agencia AJN refleja permanentemente las relaciones diplomáticas, intercambios comerciales y convenios entre Israel y Latinoamérica. Además, promueve la búsqueda de justicia por el atentado a la AMIA y a la embajada de Israel en Buenos Aires; impulsa el esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman y condena todo acto de terrorismo en el mundo. Conformada por un importante equipo de redactores, cronistas y corresponsales, la Agencia AJN ofrece el mayor nivel de profesionalismo para el tratamiento de la información. Director: Daniel Berliner. Desde hace tiempo contamos con Isaac Ajzen como representante y corresponsal de la Agencia Ajn en México.