El partido entre el Tottenham y , correspondiente a la Premier League inglesa, se retransmitió en con una masiva: más de cien veces se cortaron las imágenes para evitar que se vieran las piernas de una mujer.
Las autoridades televisivas iraníes evitaron que se exhibieran las piernas de , la asistente que desempeñó su rol con pantalones que dejaban ver sus rodillas. Cada vez que la mujer aparecía en escena, la pantalla mostraba imágenes de espectadores, tomas generales del estadio o las calles aledañas.

Sian Massey-Ellis

Un primer plano del partido Tottenham-Manchester Unidet que en no se pudo observar por .
Según un grupo de derechos civiles iraní, la decisión tuvo como objetivo evitar que los espectadores vieran las piernas de Massey-Ellis como consecuencia de las leyes islámicas del Estado, que tienen jerarquía legal bajo la teocracia que rige en el país.
Desde 1979, cuando tuvo lugar la Revolución Islámica en , rigen estrictos códigos de vestimenta para las mujeres. El hijab es obligatorio para las mujeres, que además deben usar ropa holgada. Si no lo hacen pueden ser consideradas como delincuentes y arrestarlas hasta por 60 días.
Al final del choque uno de los comentaristas bromeó asegurando que esperaba que los aficionados hubieran disfrutado del "espectáculo geográfico" que les habían mostrado durante el partido.

Sian Massey-Ellis

es una de las jueces asistentes más destacadas del fútbol inglés.
My Stealthy Freedom, un grupo que lucha contra las leyes machista en , asegura que los censores de televisión se vieron sorprendidos cuando comprobaron que la asistente era una mujer y que vestía pantalones cortos. “La está en el ADN de la República Islámica de . No deberíamos normalizar esta práctica. Esta no es nuestra cultura, sino la ideología de un régimen represivo”, reiteró la organización.
FuenteYnet Español

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFotos: Así se vivió el comienzo de Ramadán en Jerusalén
Artículo siguiente17 de abril de 1997: Falleció el sexto presidente del Estado de Israel, Jaim Herzog