A solo horas de la apertura de la embajada guatemalteca en Jerusalén, las críticas llueven hoy sobre el presidente Jimmy Morales, quien invitó a Israel a su hermano e hijo mayor, ligados a proceso judicial.
En medio de fuertes enfrentamientos entre palestinos e israelíes en la frontera con la franja de Gaza, el traslado mañana de la embajada desde Tel Aviv a la Ciudad Santa ocurrirá dos días después que lo hiciera Washington, una decisión que tiene como trasfondo fuertes intereses económicos de ambos lados.

Diario Judío México - La decisión de Morales, anunciada desde diciembre último, fue criticada entonces por palestinos, vista con preocupación por los productores de cardamomo, pero aplaudida por Israel y la comunidad judía en Guatemala.

Ahora que el jefe de Estado cumple con la palabra empeñada a Estados Unidos, es cuestionado por medios de prensa por los gastos del viaje y la comitiva que lo acompaña a una actividad catalogada como oficial.

De acuerdo con Soy502, la ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, firmó las cartas de invitación para Sammy Morales y José Manuel Morales, hermano e hijo del mandatario, respectivamente, para asistir al acto público de inauguración de la legación diplomática y la posterior recepción.

Sin embargo, acota la edición digital del periódico, las dos tarjetas para ambos familiares tienen el membrete con el nombre del Presidente, por lo que resulta una autoinvitación.

Gracias a estos documentos, a los abogados se les facilitó la solicitud del permiso ante el Tribunal Décimo de Sentencia, en el cual los Morales enfrentan juicio por un supuesto fraude en el Registro de la Propiedad.

Hasta último momento hubo mucha discreción con la lista de funcionarios que acompañarían al gobernante en su viaje (en total ocho miembros, sin contar familiares y otras 49 personas) y de dónde salió el dinero, reseñó Soy502.

Analistas políticos destacan, por su parte, que el paso de Guatemala está sujeto a una estrategia de política exterior de Estados Unidos a través de la Alianza del Triángulo Norte que implica cierta reciprocidad.

En el caso de Israel, están en juego programas de cooperación en áreas importantes como sistemas de riego, educación y seguridad, entre otros.

En enero, Guatemala fue declarado como país prioridad para la cooperación israelí y en marzo recibió la visita del director general adjunto del Ministerio de Asuntos Exteriores del Estado de Israel y jefe de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Según reportes del Banco Central, de enero a marzo se ha vendido a Israel poco más de cuatro millones de dólares, mientras que las importaciones rondan los siete millones, una mejoría en la balanza comercial que se muestra desde el último año de acercamiento bilateral.

El principal producto de exportación guatemalteco es el cardamomo, seguido de café y frutas.