A mediados de marzo, mientras el mundo empezaba a adaptarse al coronavirus, la Comunidad Judía de Guatemala (CJG) organizaba lo que se convertiría en un movimiento regional que reuniría a conferencistas, rabanim y rabaniot de más de 10 países, y a miles de personas de todo el mundo hispano bajo un mismo principio: fortalecer su identidad judía durante la crisis.

“Coronando a Hashem” es un programa único en la región que organiza un promedio de 18 charlas semanales con conferencistas de países como México, Israel, Panamá y, por su puesto, Guatemala. Desde su inicio, el 17 de marzo, miles de personas han participado en las charlas y actividades, convirtiéndose en una fuente de inspiración durante estos momentos tan difíciles. Los temas de las charlas han variado desde clases de hebreo para niños y shiurim de tora hasta sesiones de coaching, yoga y meditación.

“Nos llena de alegría recibir comentarios de las grandes comunidades de nuestra región, que están sorprendidas por el inmenso trabajo que está realizando nuestra pequeña comunidad”. Dijo el Rabino de la Comunidad judía de Guatemala David Russek, quien junto a su esposa organizó este programa.

“Una mitzva siempre trae más mitzvot. Inspirados en el proyecto anual de Shabat Project, pudimos crear un de Tora. Una serie de shiurim ricos y variados que llegan hasta tu casa”, dijo la Rabanit Adina Russek.

La Comunidad Judía de Guatemala se ha posicionado como una líder en el tema del apoyo a Israel. Guatemala fue un actor fundamental en la creación del Estado de Israel, siendo uno de los países que más apoyó el plan de partición. Además, fue el segundo país en reconocer al recién nacido estado, minutos después que los Estados Unidos lo hicieran. Más recientemente, fue el segundo país en reabrir su embajada en Jerusalén.

Con “Coronando a Hashem” esta comunidad demostró que, no nada más es la capital del mundo pro-Israel, sino también un motor del ortodoxo en nuestra región.25

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorÚnete estés donde estés al evento de Yom Haatzamaut mundial
Artículo siguienteAunque tú te olvides de tu Comunidad, tu Comunidad no se olvida de ti