Ante las actuaciones que llevó a cabo el Estado Español para evitar el derecho de la sociedad catalana a expresarse libre, pacífica y democráticamente durante la jornada del 1 de Octubre la Comunidad Judía Bet Shalom manifiesta:

El rechazo a las actuaciones desproporcionadas y violentas de las fuerzas de seguridad del Estado que han herido a ochocientas noventa y tres personas en toda Catalunya.

Nuestro apoyo a las víctimas, a sus familias y amigos, así como a toda la ciudadanía que, durante los últimos días y especialmente ayer, se organizaron para ejercer los derechos de reunión y participación en el marco de la  Carta de derechos fundamentales de la Unión Europea y el Estado de Derecho de nuestro país.

La preocupación por la vulneración de los derechos fundamentales de las ciudadanas y los ciudadanos de que se produjo durante la jornada del 1 de Octubre.

La inquietud por la fractura social que, como consecuencia estos hechos,  se pueda producir en la sociedad catalana.

Consideramos pues que,  en las actuales circunstancias, es imprescindible buscar una solución política que de respuesta a la voluntad de las ciudadanas  y los ciudadanos de desde el diálogo, el respeto y la negociación.

Apelamos a las instituciones catalanas, españolas y europeas para que garanticen los derechos de la ciudadanía catalana y promuevan  una salida dialogada,  respetuosa con la democracia y el derecho a decidir de los pueblos.

Así mismo, pedimos a las ciudadanas y ciudadanos de Catalunya  que se manifiesten, cómo han hecho hasta ahora, pacíficamente, demostrando que la convivencia, la ética y la no violencia definen al pueblo catalán.