Diario Judío México - Una delegación de hombres de negocios de  visitó la semana pasada en un viaje aprobado por la oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu, en otra señal de un calentamiento de los lazos entre y los Estados del Golfo, informó el jueves la televisión israelí.

Según la emisora ​​pública Kanel grupo pasó unos días en y recorrió lugares religiosos, educativos y culturales, entre ellos la Mezquita Mahmood en Haifa, la Universidad de Haifa y la Mezquita Al-Aqsa en la Ciudad Vieja de Jerusalem.

La delegación llegó a título privado para conocer de cerca a , según la emisora, y recibió un permiso especial para ingresar al país desde la Oficina del Primer Ministro.

mantiene una relación hostil con . A diferencia de otros Estados del Golfo, los israelíes tienen prohibido ingresar a y los extranjeros que tienen un sello israelí en su pasaporte pueden ser rechazados.

El informe no especificó cuántos estaban en el grupo, proporcionó detalles sobre sus identidades o dijo si se reunieron con funcionarios israelíes.

La rara visita se produce en medio de una serie de desarrollos recientes entre y los países musulmanes que indican un deshielo en los lazos que han estado congelados durante mucho tiempo, entre ellos el restablecimiento de las relaciones con Chad el mes pasado.

La visita también se produce después de que Kan entrevistó a una presentadora de televisión kuwaití el mes pasado y pidió una normalización de los vínculos entre Israel y .

El mes pasado, el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció que tres delegaciones iraquíes visitaron Israel en 2018, lo que provocó demandas de una investigación de los legisladores iraquíes.

Bagdad no reconoce a Israel, y está técnicamente en un estado de guerra con el país.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel dijo que los 15 visitantes iraquíes eran “personalidades chiítas y sunitas influyentes en el país“, pero no dieron nombres.

El ministerio dijo que los viajeros iraquíes habían visitado “funcionarios y universidades israelíes”, así como el memorial del Holocausto en Jerusalem.

Una importante comunidad judía iraquí vive en Israel y regularmente pide una normalización de los vínculos entre Bagdad y el Estado judío.

Pero la pregunta sigue siendo delicada y el apoyo de Israel al referéndum de independencia en el Kurdistán iraquí a fines de 2017 provocó la ira de los funcionarios iraquíes.

Israel fue el único país que respaldó la votación, que Bagdad consideró ilegal.

Irak ha estado en un estado de guerra formal con Israel a lo largo de la historia moderna del Estado judío, y sus fuerzas participaron en las guerras de 1967 y 1973 contra Israel. En 1981, la fuerza aérea de Israel destruyó el reactor nuclear que el presidente de Irak, Saddam Hussein, había estado construyendo en Osirak. Una década más tarde, en la primera Guerra del Golfo, Saddam disparó más de 40 misiles Scud hacia Israel.

No obstante, según afirmaron las noticias del Canal 12, en medio de la hostilidad regional general hacia Israel, la población iraquí “apoya relativamente” al Estado judío, y este fue un factor que ayudó a las visitas recientes.

En mayo pasado, el Ministerio de Relaciones Exteriores lanzó una página de Facebook dedicada exclusivamente a fomentar los lazos con Irak. Diplomáticos en Jerusalem dijeron que la página en idioma árabe serviría como “una especie de embajada virtual” para el país devastado por la guerra.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión