Diario Judío México - Los 15º Juegos Macabeos Europeos en terminaron el martes por la noche con la Ceremonia de Clausura en el campus de Ludovica. Deportistas, organizadores e incluso voluntarios fueron premiados en la ceremonia.

El Premio Ken Gradon fue otorgado por Motti Tichauer, presidente de la Confederación Europea de Maccabi, al jugador de fútbol sala Jonathan Marrache, de Gibraltar, que había ayudado a los miembros de su equipo a pesar de sus lesiones. “Esto representa el espíritu de Maccabi: nunca darse por vencido”, agregó Tichauer.

Uno de los momentos más emocionantes de la noche fue cuando se reconoció el trabajo dedicado de los voluntarios. Los más destacados, Andrew Fuchs y Éva Kelényi, fueron premiados por Péter Deutsch, director ejecutivo de los Juegos 2019. Luego, todos los voluntarios se reunieron en el escenario y recibieron una gran ovación por parte del público.

Después de un espectáculo acrobático especial que se realizó exclusivamente para la ceremonia de clausura, Motti Tichauer fue llamado al escenario como «capitán del equipo» de los Juegos Macabeos.

Tichauer, quien lideró la confederación durante 9 años, agradeció a la comunidad judía húngara y a András Heisler, presidente de la Federación de comunidades judías húngaras, por su hospitalidad.

«Maccabi une a las comunidades judías de todo el mundo», expresó Tichauer, y agradeció también a los líderes de , las autoridades húngaras, patrocinadores y, por supuesto, a todos los organizadores y participantes por los diez días de este gran evento. Así se cerraron oficialmente los Juegos e invitó a todos a la próxima Macabeada en 2021.

La noche terminó con la ceremonia de entrega de medallas.