Se cree que los cañones naufragados descubiertos en la costa israelí se dispararon por última vez en el siglo XVI cuando piratas, corsarios y cruzados judíos vagaban por el Mediterráneo.

Los tres cañones de bronce veneciano elaboradamente decorados, recuperados en la costa norte de Israel, han sido examinados utilizando técnicas de última generación para determinar la fecha en madera y metal.

Es probable que las armas de cañón largo formaran parte del arsenal de un buque mercante europeo naufragado en la costa de Haifa en el último cuarto del siglo XVI o principios del siglo XVII.

La doctora Dana Ashkenazi de la Escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Tel Aviv dijo que los cañones eran probablemente de propiedad privada en lugar de ser utilizados por el ejército veneciano. En ese momento, Venecia estaba principalmente ocupada en eludir los avances del Imperio Otomano, que mantenía el equilibrio de poder en Tierra Santa.

Alrededor de un siglo antes de que se crearan los cañones del naufragio del Megadim, una carrera armamentista estalló en el Mediterráneo. A medida que las naves otomanas recogían a los comerciantes cristianos europeos, los judíos, empeñados en la venganza después de su expulsión de España, se unieron a las flotas de corsarios. Uno de los judíos más conocidos de la época era Sinan Reis, también conocido como Sinao o Judeo (Sinan el judío), que navegó bajo el almirante otomano Hayreddin Barbarossa.

Las conclusiones del equipo que investiga los tres cañones de bronce son la culminación de cuatro décadas de recuperación y de investigación después del descubrimiento de dos cañones en 1972. El tercer cañón no fue levantado del océano hasta 2013 junto con otras partes de su aparejo y cámaras desprendibles . El equipo de investigación, utilizando el primer análisis químico de bronces similares, reveló que una variedad de metales y técnicas se utilizaron para crear las armas.

Cada pieza naval se adorna en un estilo distintivo: Un cañón lleva un escudo de armas, dos escudos y fue llevado en las manetas en forma de delfín. Otra está adornada con una hilera de llamas serpentinas.

Los académicos responsables de la investigación esperan que sus hallazgos formen la base de una base de datos sobre cañones de bronce de la época.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorOposición siria confirma la muerte del jefe máximo del Estado Islámico
Artículo siguienteUn banco francés recibió acusaciones de antisemitismo y financiación del terrorismo