Diario Judío México - Uno de los líderes del Movimiento de Resistencia Nórdico, el grupo neonazi más activo en Escandinavia, Jacob Vullum Andersen, fue detenido como supuesto autor de la profanación del cementerio judío en Randers (oeste de ).

La policía informó de la detención de dos daneses, de 38 y 27 años, como sospechosos, que horas después pasaron a disposición judicial en una vista parcialmente abierta, en la que se reveló que uno de ellos es Vullum Andersen, cabecilla de ese grupo.

El tribunal dictó prisión preventiva de cuatro semanas para ambos, acusados de vandalismo y de un delito de odio.

Más de 80 tumbas fueron pintadas de verde y varias removidas coincidiendo con el aniversario de la “Noche de los cristales rotos” (1938), considerada el primer gran acto de persecución y ataque organizado por los nazis en Alemania contra los judíos.

Además de la profanación del cementerio, varios judíos residentes en distintas localidades danesas denunciaron estos días la aparición en sus buzones de estrellas de David amarillas, el símbolo que los nazis obligaron a llevar a los judíos, lo que ha provocado la intervención de los servicios de inteligencia en el caso.

En declaraciones al canal TV2, Andersen había rechazado hace dos días que su organización estuviese detrás de los hechos, aunque mostraba su comprensión y calificaba de “positivo” que la gente reaccionase contra la “infiltración judía” en la sociedad.

Fundado en Suecia en 1997 a partir de otro grupo neonazi, el Movimiento de Resistencia Nórdico ha ganado fuerza en los últimos años, se ha extendido a toda Escandinavia y ha protagonizado varios episodios violentos, sobre todo en su país de origen.

Esta organización, que defiende un estado nacionalsocialista y lucha “por la libertad y la supervivencia de la raza nórdica”, fue prohibida el año pasado en Finlandia, después de que uno de sus miembros agrediera y provocara la muerte de un joven antifascista durante una manifestación en el centro de Helsinki.