La policía japonesa ha identificado hoy a un hombre como principal sospechoso de destrozar más de 300 copias de “El diario de Ana Frank” en 38 bibliotecas y librerías de Tokio, después de que éste confesara ser el autor del acto vandálico.

El sospechoso es un hombre de 36 años y desempleado, y se encuentra bajo arresto desde ayer tras ser sorprendido mientras colocaba, sin autorización, carteles en una de las librerías donde se habían hallado libros dañados o con páginas arrancadas.

La Policía de Tokio ha emitido una orden para abrir una causa judicial contra el sospechoso, después de que éste confesara ser el autor del acto vandálico y de que se encontrasen algunas de las páginas arrancadas en su domicilio, según dijeron fuentes de la investigación a la agencia Kyodo.

La ley japonesa permite retener durante 48 horas a sospechosos de cometer un crimen, y para prolongar la detención e iniciar una causa judicial es necesario que haya pruebas de su vinculación con el delito y que un juez admita una orden como la emitida hoy por la policía capitalina.

El ministro portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, calificó ayer el acto como “verdaderamente vergonzoso”, y expresó su esperanza en “resolver el caso lo antes posible”, al ser preguntado sobre el tema en rueda de prensa.

El mes pasado, 38 bibliotecas y librerías de once distritos tokiotas encontraron 306 copias de “El diario de Ana Frank” con las páginas arrancadas o cortadas y de otras obras relacionadas con su biografía y con el Holocausto.

Tras conocerse el suceso, la embajada de Israel en y la casa-museo de en Amsterdam anunciaron la donación de varios millares de volúmenes del libro a los centros afectados.

“El diario de Ana Frank” fue escrito por una niña que vivía escondida junto a su familia en Amsterdam durante la ocupación nazi, y que finalmente murió en el campo de concentración de Bergen-Belsen, en 1945.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIrán y Rusia acuerdan erigir dos nuevas plantas nucleares
Artículo siguienteLa fiscalía alemana investiga a un excargo nazi que trabajó en Auschwitz
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.