Diario Judío México - Un fascinante artículo que mejora la imagen de la familia real saudita acaba de ser publicado. Este afirma que el conflicto árabe-israelí ha finalizado y ahora existe un conflicto entre Israel-Turquía e Irán, que apoyan a las organizaciones terroristas que luchan contra Israel. La debilidad de los estados árabes y el aislamiento de Qatar hacen que en la actualidad haya una mejor situación para lograr un acuerdo global de paz con el mundo árabe.

Un diario internacional saudita, portavoz de la familia real con sede en Riyadh, declaró que ya no existe un conflicto árabe-israelí, sino un conflicto entre Israel-Turquía-Irán. El documento declara que si Israel quiere negociar en grande con los árabes, ahora es el momento.

Bajo el titular “ya no existe más un conflicto árabe-israelí”, el artículo indica que los ataques contra Israel provienen de Gaza, que los lleva a cabo como parte de una misión de Irán con ayuda de la Hermandad Musulmana y sus patrones, Turquía y Qatar.

“Incluso la naturaleza del conflicto cambió”, el autor del artículo explicó. “La guerra convencional, donde los ejércitos de los países se enfrentan a los enemigos en la zona de combate, ha sido sustituida por una guerra asimétrica, donde el ejército combate contra movimientos guerrilleros en las ciudades. Los conflictos entre Israel y los estados árabes, liderados por las guerras de 1948, 1967 y 1973, ya no son una realidad. Israel está ahora luchando contra movimientos políticos tales como Hamás y Hezbolláh, y no contra países árabes, y el patrocinio de estos movimientos proviene de Irán y Turquía. Por supuesto, estos no son países árabes”.

“La desconexión de los estados árabes y la retórica contra el Hamás en el mundo árabe, especialmente en Egipto, indica un profundo cambio en la percepción del conflicto en el mundo árabe”, subrayó el artículo. “La retórica de la actual ronda volvió a Israel en contra del Hamás, Turquía, Irán y Qatar. El apoyo en el mundo árabe a Hamás es expresado únicamente en twitter y otros foros en los medios sociales“.

El artículo destacó que Qatar, el único país árabe que apoya al Hamás, se encuentra aislado del resto de los países del Golfo, luego que , los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin retirasen sus embajadores de Doha: “Así que, lo que fue una vez el conflicto árabe-israelí ya no existe”.

“La buena noticia es que si Israel quiere lograr un trato mayor con los árabes, ahora es el momento de hacerlo”, el diario saudita declaró. “Los países árabes se encuentran ahora en la peor situación política de la que han estado por algún tiempo. Dadas las convulsiones políticas actuales, estos ya están listos para firmar un acuerdo global con Israel”.