Yair Lapid, el ministro de Relaciones Exteriores, expresó fuertes críticas a la aprobación de una polémica ley sobre restituciones de la época de la Shoá en Polonia.

El Senado polaco aprobó el texto, que establece una fecha límite de 10 a 30 años para impugnar decisiones pasadas sobre restituciones. La ley reduce notablemente la capacidad de los judíos de reclamar propiedades incautadas durante la Shoá por el nazismo.

Frente a esto, Lapid se manifestó "preocupado". “Estamos observando con gran preocupación el progreso de la legislación en Polonia con respecto a los derechos a la restitución de la propiedad que se les está robando a las víctimas del Holocausto”, expresó el ministro.

Además, hizo una advertencia sobre las relaciones bilaterales entre los dos países. “La aprobación de la ley de propiedad polaca ahora en Varsovia dañará seriamente nuestras relaciones con Polonia. Polonia sabe muy bien qué es lo correcto y lo correcto”, aseguró.

"No seremos disuadidos de nuestra decidida defensa del honor de las víctimas del Holocausto y de preservar su memoria y sus derechos", aseveró Lapid.

Las disputas por la memoria histórica han sido un punto de tensión creciente entre los dos países. En 2018, se aprobó una ley que ilegalizaba acusar al estado polaco de complicidad con el nazismo. Esto motivó una protesta formal de parte del Estado de Israel.

En enero, el presidente polaco Andrzej Duda se negó a participar del Foro Mundial del Holocausto en Jerusalén. Los gobierno del partido Ley y Justicia han constantemente buscado exculpar al estado polaco de su participación en la Shoá.

Hace un mes, el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki respondió a Lapid. "Sólo puedo decir que mientras yo sea el primer ministro, Polonia no pagará por los crímenes alemanes", dijo el mandatario.

Polonia es el único país de la UE sin leyes para compensar la propiedad privada confiscada por los nazis.

FuenteAURORA

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorPintas antisemitas en sede de un club deportivo judío en Australia
Artículo siguiente¿Fue Superman un judío oculto? Nuevo tomo académico lo asegura