Diario Judío México - El alcalde de Castrillo Mota de Judíos, Lorenzo Rodríguez, ha realizado hoy un emotivo discurso de defensa de la cultura judía con motivo de su visita oficial a para celebrar el hermanamiento con la localidad israelí de Kfar Vradim, con el objetivo de establecer relaciones de colaboración y profundizar en el conocimiento cultural mutuo.

Parafresando a Golda Meir, destacada activista y quinta primer ministro de , Lorenzo Rodríguez ha apelado al sentimiento de defensa de los orígenes de esta pequeña localidad burgalesa al afirmar que “salvando la causa de Castrillo Mota de Judíos salvaremos la historia y dignidad del pueblo sefardí”; y ha reclamado la ayuda y el apoyo de los judíos de , del mismo modo que Golda Meir reclamó fondos económicos a los judeoamericanos, en Chicago, el 2 de enero de 1948, para el asentamiento del pueblo judío en Palestina.

Por otra parte, Lorenzo Rodríguez ha manifestado su gratitud al embajador de España en , Fernando Carderera, por asistir al evento, “justamente cuando se cumplen 30 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre España e ”, así como por el recibimiento y acogida de las instituciones israelíes y del pueblo de Kfar Vradim y de su alcalde, Sivan Yechieli, “por aceptar el hermanamiento con nuestro pueblo, un pueblo milenario, cuyos primeros pobladores fueron judíos”.

La firma del acuerdo de cooperación ha estado protagonizada por los dos alcaldes, Lorenzo Rodríguez Pérez y Sivan Yechieli. El evento ha contado con la asistencia del embajador de España en Tel Aviv, Fernando Carderera Soler, y del director del Centro Sefarad , Miguel de Lucas.

El alcalde de Kfar Vradim, Sivan Yechieli, se ha mostrado emocionado con la historia del pueblo burgalés que ha luchado por rescatar la memoria de sus antepasados judíos. Sivan Yechieli ha destacado “el valor y el coraje del alcalde y la corporación de Castrillo Mota de Judíos por todo lo que supone el cambio de nombre, más en tiempos complicados como los que vivimos”. Ha prometido devolver la visita, además de trabajar para que el acuerdo de hermanamiento sea un acuerdo fructífero.

Por su parte, el embajador de España en , Fernando Carderera, se ha sumado al acto de hermanamiento, manifestando que para el Gobierno español es importante la recuperación de sus raíces históricas, en este caso las raíces judías, elogiando los trabajos que se están haciendo como las excavaciones en La Mota; y destacando el esfuerzo que realizan instituciones como el Centro Sefarad .

La Delegación burgalesa ha aprovechado la oportunidad para presentar la Asociación Cultural Mota de Judíos, que reúne a personas entusiastas de dentro y fuera de España, para ayudar a conseguir el objetivo común, y “que está abierta a todo aquel que sintonice con nuestra causa”, en orden a la consecución de los proyectos en marcha como las excavaciones y la creación de un Centro de Interpretación de la Cultura Sefardí en el Camino de Santiago.

El protocolo suscrito hoy contempla la promoción de la cultura, costumbres y tradiciones de cada una de las localidades y regiones en la población hermanada, el fomento de la participación de los ciudadanos en la vida pública, la defensa y potenciación del aprendizaje de ambos idiomas y la difusión del castellano en tierras israelíes y del hebreo en tierras españolas.

Las dos poblaciones se unen con el objetivo de desarrollar lazos entre los ciudadanos de Castrillo Mota de Judíos y los de Kfar Vradim y en aras a fomentar la paz con un espíritu de cooperación, y entendimiento mutuo.

A partir del acuerdo habrá una cooperación económica, cultural y social entre ambas poblaciones. Asimismo, se producirá un intercambio de experiencias que contribuyan a un programa integral de formación cultural y social a todos los niveles, que abarque a autoridades y ciudadanos de ambas poblaciones, vinculando su pasado e historia con nuestro presente, buscando la recuperación de la memoria histórica.
En este aspecto tendrá capital importancia la colaboración en la investigación de los yacimientos arqueológicos de ambas poblaciones, así como el desarrollo del Centro de Interpretación de la Cultura Sefardí en el Camino de Santiago.

También se pretende la organización conjunta de eventos culturales y sociales, convenciones, seminarios, congresos y similares que puedan resultar de interés para ambas poblaciones, poniendo énfasis especial en la cultura hebrea en general y sefardí en particular. Para todo ello ambas ciudades propondrán un acuerdo conjunto en programas específicos de cooperación, incluido el intercambio de delegaciones.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa actualidad del conflicto palestino
Artículo siguienteLa tiranía de la mayoría