“Pronto, no solo conduciremos y nos moveremos en el suelo, también usaremos un automóvil volador, que nos permitirá aterrizar en techos y estacionamientos en los niveles superiores de los edificios”, Guy Kaplinsky, – fundador y presidente de New Future Transportation (NFT), le dice a Ynet en una entrevista exclusiva, la primera desde que la startup salió del anonimato.

“La necesidad de cambio es obvia, debido a la creciente congestión en las grandes ciudades y los crecientes problemas de tráfico”, agrega Kaplinsky.

Un auto volador es el “Santo Grial” de las industrias automotriz y de aviación, la próxima revolución después del auto eléctrico y el vehículo autónomo. Según un análisis realizado por Research and Market, se espera que el alcance en el mercado de los vehículos aéreos tripulados basados en motores eléctricos alcance los $ 7 mil millones en 2028. Hoover, Airbus y otras grandes empresas están trabajando en sus propios proyectos en el campo, utilizando diferentes tecnologías, algunas de los cuales se parecen a grandes cuadricópteros, mientras que otros se parecen a pequeños aviones.

El concepto de Kaplinsky es diferente: un verdadero vehículo de doble uso que puede moverse tanto en el aire como en el suelo, del tamaño de un automóvil familiar con asientos para 2 – 4 pasajeros, y con propulsión eléctrica y sistemas de conducción automática para conducir y pilotar. Es un vehículo que no necesitaría un lugar de estacionamiento especial o un espacio designado para el aterrizaje. Lo mejor de todo es que permitiría a cualquier persona desplazarse rápida y directamente de la casa al trabajo y volver. El precio sería ligeramente más alto que el de un automóvil familiar.

 Antes de NFT, Kaplinsky fundó IQP Corporation con Maki, su esposa y socia comercial, en 2013. La compañía desarrolló una plataforma que permite a las empresas desarrollar sus propias aplicaciones de Internet sin necesidad de codificación. IQP tenía su sede en Japón con un centro de investigación y desarrollo en y se vendió en 2017 a General Electric por alrededor de $ 40 millones.

NFT está buscando recaudar $ 15 millones en fondos para su proyecto de automóvil volador. El plan es presentar el primer prototipo, que mostraría los sistemas aerodinámicos, de encendido y autónomos del vehículo el próximo año, y alcanzar la producción en masa en 2021-2022.

“En Japón, trabajé mucho con la industria automotriz local”, explica Kaplinsky. “Ya se me había ocurrido la idea de un automóvil volador, pero estábamos ocupados con nuestra compañía anterior. Después de mudarnos a California y vender esa compañía, ahora es el momento adecuado para desarrollar la idea”.

Ustedes están compitiendo con grandes empresas con mucha experiencia en la aviación y presupuestos masivos. ¿Qué sabes que ellos no sepan?

“Muchas compañías en el mercado están desarrollando un producto llamado auto volador, pero no es más que un gran quadocopter con 8 – 18 motores eléctricos. Estamos trabajando en un producto diferente, que es un auto volador, pero uno que sería capaz de moverse en el suelo, volar en el aire y encontrar un espacio de estacionamiento estándar al final del viaje. Nuestras ventajas incluyen ingenieros israelíes altamente experimentados que piensan de manera diferente, ingenieros israelíes y japoneses que trabajan juntos, desarrollos especiales en el campos aerodinámico, que incluyen la combinación de un auto y un vuelo”.

Para encontrar el mejor talento de ingeniería para la empresa, Kaplinsky reclutó ingenieros de las Industrias Aeroespaciales de y de Elbit Systems, incluidos aquellos con experiencia en certificación de la FAA y graduados de Stanford y otras universidades de la Ivy League (grupo de las mejores universidades en EEUU). La compañía tiene su sede en Mountain View en Silicon Valley y tiene programado abrir una oficina en Netanya.

“Somos una empresa israelí con sede en EE.UU., que integra jóvenes talentos de ingeniería con ingenieros de alto nivel con 45 años de experiencia en el campo de la aviación”, señala Kaplinsky. “Debes tener a alguien que ya haya corrido esta maratón una vez si quieres ganar”. La compañía actualmente está reclutando talento de ingeniería adicional con experiencia en ingeniería estructural, control de vuelo y diseño.

Kaplinsky no revelará aún la configuración completa del vehículo que NFT está construyendo, pero dice que la estrategia es crear un vehículo volador que sea lo más accesible posible en términos de su precio, en lugar de ser un “juguete” para los ricos.

“Estamos construyendo un Toyota Corolla, no un Ferrari. Este vehículo será impulsado por hélices, será un híbrido y más adelante será completamente eléctrico. El objetivo es construir un vehículo que permita a los usuarios recorrer una distancia de hasta “200 km y llegar a una gran ciudad en menos de una hora, puerta a puerta. No será un taxi aéreo, como algunas otras compañías están planeando, sino un vehículo para uso personal”, explica.

Para superar la necesidad de un permiso de vuelo, la compañía planea un vehículo que podría volar de forma autónoma, mientras que su usuario solo tendría que establecer el destino. “El usuario solo tendrá que presionar un botón y el vehículo despegará. Las autoridades de aviación ya permiten que los vehículos aéreos no tripulados puedan volar de forma autónoma en rutas de vuelo civiles, aunque aún no se ha aprobado para un vehículo tripulado”, dice Kaplinsky. Las grandes empresas ya están trabajando en un sistema de control para automóviles voladores, para el nuevo tráfico aéreo”.

Mientras tanto, Kaplinsky también está construyendo una futura base de proveedores: “Tenemos un socio estratégico, un proveedor europeo principal de la industria automotriz, y estamos en proceso de firmar con proveedores japoneses. También entienden que los autos voladores son algo que se va a suceder y quieren ser parte de este nuevo campo. Queremos trabajar con proveedores de la industria automotriz porque son expertos en la producción de componentes de calidad que no son tan caros. Por lo tanto, usaremos componentes listos para usar. La producción en serie se llevará a cabo a través de un fabricante de automóviles existente y ya estamos en conversaciones con varios”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorInnovación israelí cura a enfermos alrededor del mundo
Artículo siguienteConozca a la mujer más poderosa en la alta tecnología israelí