El Centro Simon Wiesenthal envió una carta al alcalde , Sadiq Khan, para expresar su rechazo al accionar de miembros de , quienes colocaron un cartel de señalización de calle fuera de la israelí en la capital británica, bajo la denominación de “ Avenue W8 – No se permiten palestinos”.

La carta fue enviada por el director del Centro, Shimon Samuels, quien aseguró que la iniciativa llevada adelante por Kristyan Benedict, director de la División Crisis y Campañas de Reino Unido, tenía como objetivo fomentar el odio hacia Israel y, por lo tanto, poner en peligro a los judíos británicos.

“Esta es una prueba de que Amnistía está inmersa en un profundo abismo lleno de antisemitismo”, consigna la carta.

“Nos dirigimos a usted, Señor Intendente, para ofrecerle un posible antídoto, que ha probado su utilidad desde París hasta Buenos Aires: una calle con el nombre de nuestro mentor, Simon Wiesenthal, en un lugar apropiado de Londres, adonde podría llevarse a los escolares y darles a conocer su historia”, continúa el tecto de Samuels.

“Sr. Intendente, esperamos trabajar con usted en el establecimiento de un lugar para Simon Wiesenthal en Londres, donde los escolares puedan ser llevados a conocer su historia”, concluyó el director del centro.

Wiesenthal, conocido por haber sido un “cazador de nazis”, también fue un luchador por los Derechos Humanos.

Austria, donde residió después de la Segunda Guerra Mundial, lo llevó a unirse a su delegación en el 50 Aniversario de las Naciones Unidas, así como a la de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, escrita por el jurista judío francés René Cassin.

En aquella ocasión, Wiesenthal se enfocó en los genocidios de Bosnia y Ruanda.

FuenteInfobae

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEsa judía brillante que fue Hannah Arendt
Artículo siguientedentalia, el dentista número uno en México