Unos 40 obispos y líderes judíos se conectaron desde una docena de ciudades desde México a Buenos Aires para compartir un momento especial organizado por el en vísperas de las pascuas católicas y judías (Pesaj).

El encuentro interreligioso virtual llevó el lema: "De la cena de a la Eucaristía", en el que los referentes de ambos credos destacaron aspectos en común de estas celebraciones.

"Las condiciones sanitarias en el mundo siguen imponiendo la distancia física, pero no así la espiritual ni el acercamiento fraterno", valoró el CJL.

Claudio Epelman, director ejecutivo del CJL, subrayó hasta qué punto están unidas ambas celebraciones religiosas que comenzarán en menos de dos semanas, al afirmar: "La matzá (pan ácimo) y el vino de la cena de se convirtieron en la hostia y el vino de la Eucaristía".

El cardenal Daniel Fernando Sturla SDB, arzobispo de Montevideo (Uruguay), reflexionó sobre conceptos en común para ambos credos en estas vísperas: "Destacamos cuatro palabras clave: libertad, memoria, pan y vino. Si no nos acordamos de haber sido esclavos, no apreciaremos la libertad", puntualizó.

"La palabra Eucaristía significa 'gracias', y quiero agradecer por este espacio. Nos enriquecimos unos a los otros", aportó monseñor Pedro Javier Torres, obispo auxiliar de Cordoba (Argentina) y presidente de la Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones.

Campaña Donación AICA

Los otros argentinos participantes fueron monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam); monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina; y monseñor Gustavo Oscar Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires.

Por la Iglesia Católica se sumaron, además, los cardenales Odilo Pedro Scherer, arzobispo de San Pablo; Pedro Ricardo Barreto Jimeno SJ, arzobispo de Huancayo (Perú); Celestino Aós Braco OFMCap, arzobispo de Santiago de Chile; y José Luis Lacunza OAR, obispo de David (Panamá).

También los obispos José Domingo Ulloa Mendieta OSA, arzobispo de Panamá; Héctor Mario Pérez Villarreal, obispo auxiliar de México; José Rafael Quirós Quirós, arzobispo de San José de Costa Rica; y Edgar Ariztizábal Quintero, obispo de Yopal (Colombia); y Diego Rafael Padrón Sánchez, arzobispo emérito de Cumaná, Venezuela.

Además, el presbítero Jorge Enrique Bustamante Mora, secretario del Departamento Promoción de la Unidad y el Diálogo de la Conferencia Episcopal de Colombia); el padre Rafael Velasco SJ, superior provincial de los Jesuitas; el presbítero Víctor Manuel Gómez, Iniciativas de Diálogo Interreligioso y Cooperación; y los sacerdotes David Jasso Ramírez, secretario general adjunto del Celam, y Juan Carlos Garzón, vicario episcopal de Quito.

Por la judía lo hicieron: Jack Terpins, presidente del CJL; Claudio Epelman, comisionado Diálogo Interreligioso Congreso Judio Mundial; Marcelo Polakoff, encargado Diáogo Interreligioso del CJL; Gustavo Kraselnik, encargado Diálogo Interreligioso para Centroamérica del CJL; Jorge Knoblovit, secretario general del CJL; Diego Sonnenschein, tesorero del CJL; Saul Gilvich, vicepresidente del Congreso Judío Mundial; Michel Schlesinger, responsable de Diálogo Interreligioso CONIB; Saul Levine, presidente Judía de Venezuela; Mauricio Lulka, director del Comité Central de la Judía de México; Renee Dayan, directora Tribuna Israelita; Marcos Peckek, director de la Judía de Colombia; Camilo Torres, Nuevas Generaciones, Quito; Eric Scharf, encargado del Diálogo Interreligioso en Costa Rica; los rabinos Daniel Zang (Chile) y Jordan Raber (Lima), Alfredo Goldschmidt, Gran Rabino de Colombia; Gabriel Buznik, miembro del Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano; el rabino Jonas Shalom y las rabinas argentinas Sarina Vitas y Judith Nowominski.